• Netflix registró una pérdida de suscriptores en Estados Unidos a inicios de 2019

  • Al mismo tiempo, el crecimiento del streaming no es tan acelerado en otras partes del mundo

  • Por el contrario, Apple y Disney lograron sumar millones de suscriptores en días

Si hay algo que todos los expertos de la industria del Video-on-Demand (VoD) tienen muy claro, es que el entorno del streaming se pondrá más competido que nunca. Tanto Disney+ como Apple TV+ se han lanzado exitosamente en varios países del mundo, con gran éxito comercial. Se espera que en los próximos meses lleguen las propuestas de AT&T y NBC al mercado. Y mientras tanto, Hulu, Netflix y Prime Video no han parado de invertir en el sector.

A eso se le deben de sumar los retos característicos de la industria del streaming. De acuerdo con Statista, los ingresos globales empezarán a estancarse tan pronto como 2021. Markets and Markets estima que los altos costos de la producción de contenido de calidad podría tener un impacto en la cantidad de proyectos disponibles para los consumidores. Más crucial aún, Vynz Research cree que las marcas deberán empezar a enfocarse en Asia para crecer.

Todos estos elementos hacen que el mercado del streaming VoD sea particularmente difícil para las empresas que ya estaban consolidadas como líderes de la industria. En particular éste es el caso del pionero Netflix, que por años se desempeñó como el mejor y casi único servicio en esta industria. Al contrario de muchos de sus rivales, no solo no tiene otras unidades de negocio para compensar sus gastos. Además, se ha negado rotundamente a la publicidad.

Viene la publicidad al streaming de Netflix

Pero es muy probable que la gigante de VoD esté a punto de cambiar su opinión en lo que respecta a los anuncios en su plataforma. Al menos, así lo tendrá que hacer si quiere seguir en la carrera a largo plazo. Así lo afirmó Laura Martin, analista de Needham, según Bloomberg. La experta apuntó que la competencia de Apple, Disney, CBS y NBC podría hacerle perder cerca de cuatro millones de suscriptores solo en Estados Unidos en los próximos 12 mese


Notas relacionadas


Pero la publicidad no sería solo para compensar sus pérdidas económicas. La experta y su firma de investigación creen que es necesario que Netflix lance un plan ad-supported, a menor precio. Algo similar a lo que hace su rival Hulu. Esto, con el fin de mantener el interés de los suscriptores y convencer a potenciales usuarios de sumarse a sus filas premium. Y es que, de acuerdo con ambos agentes, la marca no puede “soportar menores ingresos” que ahora.

La terrible opción para Netflix

Mucho se ha hablado sobre la relación entre la publicidad y el streaming. Hay empresas que, como NBCUniversal, no tienen ni siquiera planeado tener un tier de suscripción sin anuncios. Otros agentes, como Apple, integran una promoción comercial mucho más sutil de sus demás productos y servicios. Hay hasta agentes que desde hace meses creen que, tarde o temprano, las plataformas tendrán que ceder ante esta tendencia. Incluso si eso implica perder usuarios.

¿En verdad no hay vuelta de hoja para Netflix excepto abrir su plataforma de streaming a la publicidad y a los modelos parcialmente ad-supported? Ciertamente no es una mala idea. Ya la compañía está considerando lanzar un servicio de bajo costo exclusiva para móviles. Poner anuncios a esta modalidad ayudaría a incrementar sus ganancias. Eso sin contar que, con la tensión que existe en plataformas como YouTube y Facebook, habrá anunciantes interesados.

Por otro lado, no es la única solución. Con su amplia librería de contenidos originales, Netflix podría probar varias estrategias para aumentar ganancias y subir su número de suscriptores. Por ejemplo, podría establecer un sistema de renta de sus películas y series más populares, al más puro estilo Blockbuster. También ha empezado a ofrecer ciertos episodios gratuitamente a los usuarios, para llamarles la atención. Tal vez una mezcla adecuada le permita sobrevivir.