• The Morning Show es el único de los programas de Apple ambientado en la época actual

  • El contenido de streaming narra el viaje de dos mujeres por el complejo mundo de las noticias

  • La primera temporada cuenta con el talento de Jenniffer Aniston y Reese Witherspoon

Hay varios retos y problemas dentro del mundo del streaming de Video-On-Demand (VoD). Primero, está la simple y llana sobresaturación de servicios, que están fraccionando la forma en la que las personas consumen contenido. Segundo, está la cuestión que los ingresos de la industria son limitados y no se espera que crezcan mucho a largo plazo. También está el tema de la distribución de estos canales. Pero no hay tópico más controversial que la publicidad.

Ya tiene largo tiempo que los expertos de la industria discuten cómo abordar la cuestión de la publicidad dentro del streaming VoD. Como apunta Forbes, los servicios ad-supported son los que están creciendo a mayor velocidad, por lo que es claro que hay un interés tanto de las marcas como de los consumidores. Por otro lado, como apunta Variety, muchas personas están volando a este tipo de plataformas justo para escapar de la sobresaturación publicitaria.

El tema no es menor, ya que se requiere de un delicado balance entre ambas posturas. Si los servicios de streaming colocan demasiada publicidad, entonces estarían cometiendo el mismo error que la TV tradicional. Pero hay muchos agentes que aseguran que estos negocios deben integrar anuncios a su esquema, tarde o temprano. Por supuesto, eso no significa que algunas empresas no se hayan adelantado un poco. Incluso si fue de una forma particularmente sutil.

Apple tiene publicidad en su streaming

Una de las marcas que se han adelantado a colocar cierto tipo de mensajes comerciales es el nuevo rival en la industria, Apple. La compañía de Tim Cook debutó en la industria hace solo unos días, con solo algunos contenidos en su catálogo que no fueron tan bien recibidos por la crítica. Más allá de la calidad de sus contenidos, la tecnológica había prometido que no tendría publicidad en su streaming. Y aunque no tiene anuncios tradicionales, si usa técnicas sutiles.


Noticias relacionadas


Según el Wall Street Journal, los gadgets de Apple aparecen en su serie The Morning Show. La auto-publicidad es notoria al observar las cifras. En promedio, dispositivos de la marca salen hasta 32 veces por episodio a lo largo de la serie. Además, el logo de la tecnológica está visible en una tercera parte de estas apariciones. Cabe resaltar que el WSJ es propiedad del dueño de Amazon, Jeff Bezos, que también tiene su propia plataforma de contenido VoD.

Product-placement, el futuro del VoD

No solo Apple ha jugado con este tipo de publicidad en sus series originales. Desde hace tiempo que Hulu, ahora propiedad de Disney, tiene product-placement en su plataforma de streaming. También en julio Mailchimp lanzó una plataforma de VoD, con el único propósito de promocionar sus productos a través de historias de éxito. Incluso Netflix, que presume una experiencia ad-free, se ha aliado con Coca-Cola y otras marcas en más de una ocasión.

Siendo que Apple es de hecho la dueña de la plataforma y el contenido, de inicio no tiene nada de malo que aparezcan sus productos como props. Al final, lo que menos querría hacer es que los dispositivos de sus rivales aparezcan prominentemente a lo largo de sus series. Además, no es como que esta iniciativa de streaming realmente vaya a hacer una diferencia en sus ventas. Si alguien ya contrató su plataforma, probablemente ya es fanática de la marca.

Pero lo que sí significa esta acción es que cada vez más compañías productoras de streaming VoD parecen abiertas a ciertos tipos de publicidad. Es un cambio positivo, porque (como ya se dijo antes) no habrá mucha oportunidad de crecimiento en el largo plazo. Las marcas dentro de la industria tienen que encontrar métodos alternativos de generar ingresos. Hacerlo con una técnica tan sutil, narrativamente relevante y no-invasiva es un paso en la dirección correcta.