• Se espera que cada espacio publicitario en Peacock sea de más o menos un minuto

  • El servicio de streaming apunta que no habrá más de cinco minutos de anuncios por hora

  • Las películas tendrían una cantidad menor de comerciales, frente a series de TV

La relación entre la publicidad y la industria del streaming de Video-on-Demand (VoD) es compleja, por decir lo menos. De inicio, algunos agentes creen que es imposible que el mercado pueda sobrevivir en el largo plazo sin agregar anuncios a su oferta. Por otro lado, hay quienes aseguran que caer en este error podría ahuyentar a las audiencias por completo. Esto no ha impedido que varias empresas hagan pruebas, algunas con mayor descaro que otras.

Esta lucha no es una cuestión minúscula, considerando las condiciones económicas de la industria del streaming a futuro. De acuerdo con Statista, se espera que para 2021 el mercado madure y se estabilice en ganancias globales de entre 27 y 28 mil millones de dólares (mdd). Antes, que solo había unos pocos agentes como Netflix y Prime Video disputándose el pastel, no existía problema. Pero con la llegada de los gigantes Apple, Disney y AT&T, la cosa cambia.

Resulta evidente que, en los próximos años, la gran disputa en la industria del streaming será por observar quiénes van a quedarse con el pastel y cómo se va a repartir. Pero una vez que esta lucha se acabe y estabilice, no habrá mucho más espacio para el crecimiento. Entonces es que la discusión de la publicidad dentro de estos servicios se volverá relevante una vez más. En este sentido, algunas marcas no están dispuestas a esperarse hasta ese momento.

Peacock ya está ofertando publicidad para su streaming

De acuerdo con AdAge, NBCUniversal (NBCU) acaba de lanzar sus primeras ofertas para los anunciantes interesados en su próximo servicio de streaming, Peacock. La compañía buscará que, en el primer año y medio de la plataforma, solamente unas diez afortunadas marcas estén presentes en su servicio. Para ello, está ofreciendo dos paquetes concretos a todas las empresas interesadas. Ambos aseguran un trato comercial válido por al menos 18 meses.


Notas relacionadas


El primero, con un costo de 25 millones de dólares (mdd), ofrece 10 por ciento de todos los espacios en su plataforma de streaming por el año y medio ofertado. Por otro lado, el segundo tendrá un precio reducido de 15 mdd, pero solo ofrecerá 10 por ciento del espacio por solo seis meses. Pasado este tiempo, el volumen se reducirá a cinco por ciento por el año restante. Esto permitiría que más anunciantes se sumen a la oferta de la marca en una fecha posterior.

Publicidad, más vale temprano que tarde

No solo la propuesta de NBCU está decidida a vender espacios a los anunciantes. También Amazon, a través de IMDb TV, está probando la fórmula de poner publicidad en streaming para generar ingresos adicionales. Disney, ahora con el control de Hulu, tiene anuncios tanto en éste último servicio como en su ESPN+. YouTube, que an algún momento quiso establecer un modelo suscripción ad-free, decidió que todos sus materiales serían libres y con comerciales.

Así pues, no es algo anormal que las plataformas de streaming VoD tengan publicidad. Lo que sí vale la pena preguntarse es si es una decisión prudente para las marcas. Por una parte, es lógico, desde un punto de vista de negocio, tratar de meterse en la venta de espacios. Pero, ¿no sería mejor negocio primero construir una comunidad y luego introducir comerciales poco a poco? Así, al menos no habría una barrera de entrada y se podría enganchar a más usuarios.

La cosa es que Peacock está mostrando sus cartas desde el principio. No esconde a sus futuros usuarios que planea tener publicidad en su streaming. Esta postura, aunque podría parecer poco prudente, de hecho es inteligente desde varios puntos de vista. Las personas no se sentirán engañadas si, de repente, su servicio de VoD está lleno de comerciales. Además, así le da tiempo de ir ajustando su oferta y perfeccionándola para optimizarla lo más posible.

loading...