Netflix, Amazon Prime Video y hasta Disney+: el error que deben evitar si no quieren asustar a los suscriptores

Netflix-Streaming-Bigstock
Imagen: Bigstock
  • El VSoD representa ingresos por más de 24 mil 521 millones de dólares anuales

  • Netflix domina con más de 148 millones de suscriptores a nivel global

  • Sin embargo, Amazon Prime Video y Hulu gagas terreno, además llegarán Disney+ y otras plataformas

Es inevitable, las personas cada vez más prefieren consumir contenidos audiovisuales a través de plataformas de streaming video on demand (SVoD). Actualmente Netflix es el servicio con mayor presencia; ser de las primeras en llegar, combinado con un catalogo atractivo y un buen manejo de marketing la sostienen en esa posición.

Pero, al tratarse de un mercado que no para de crecer y que sólo para este año representará ingresos por mas de 24 mil millones de dólares, el número de actores que quieren ser protagonistas, crece. Y, cómo no, si se prevé que para 2023 este mercado supera los 28 mil 190 millones, de acuerdo con proyecciones en Statista.

El error que deben evitar cometer

Una de las claves que ha llevado a Netflix a la posición que actualmente ostenta, además de las mencionadas arriba, es que su contenido es libre de publicidad, esto le ha valido -pese a subir sus precios en varias oportunidades- tener la fidelidad de sus suscriptores y mantener un ritmo sostenido de nuevos abonados.

La compañía de Los Gatos, California cuenta con más de 148 millones de suscriptores a nivel global y reporta ingresos por más de 4 mil 521 millones de dólares (1T de 2019), pero hay que destacar que en los últimos años Amazon Prime Video (incluido en Amazon Prime) ha crecido de manera importante, ya cuenta con más de 100 millones de suscriptores con presencia en más de 15 países.

Lo mismo sucede con Hulu (próximamente 100 por ciento parte de Disney) que acumula más de 28 millones, pero en este caso sólo tiene presencia en Estados Unidos y Japón. Si se decidieran a incursionar en nuevos mercados, probablemente tendría una buena aceptación al ofrecer una gran variedad de contenidos de diversas cadenas de medios como NBCUniversal, Fox, Warner y Disney, así como con producciones originales como The Handmaid’s Tale.

A estos actores hay que sumar propuestas que están llegando o llegarán en el mediano plazo como Apple TV+ y Disney+, así como los servicios (aún sin nombre) de Warner Media -con DC y HBO- y NBCUniversal, unas cuentan con una baraja importante de productores y directores reconocidos, y otras ya con un arsenal de franquicias que gozan con un profundo engagement con el público.

Esto ha llevado a que diversos especialistas anticipen una ‘guerra del streaming’, que estará marcada por un bombardeo de series, películas, series animadas y documentales realizados expresamente para estos servicios. Una situación como esta ha hecho pensar que será difícil para cada una de las plataformas mantener fiel al suscriptor, por lo que se requerirán cada vez presupuestos más grandes para sus producciones.

Si esto llegara a suceder, se prevé que uno de los caminos que podrían seguir las compañías es el de incluir publicidad en sus servicios. Sin embargo, ya son varios estudios que advierten que esto sería un error que, si bien ayudaría a financiar los contenidos, tendrían como efecto colateral una fuga de suscriptores.

La gente no quiere publicidad

Un nuevo reporte realizado en Reino Unido, que consideró la participación de 2 mil personas, sostiene que el 72 por ciento de los suscriptores de SVoD rechazan que se mezcle la publicidad con la programación.

El trabajo conducido por la consultora Differentology, señala que el 23 por ciento de los clientes de Netflix estaría dispuesto a pagar aún más por el servicio con tal de esquivar la publicidad.

Pero, otro 39 por ciento sostiene que cancelaría totalmente su suscripción o se mudaría a otra plataforma si la compañía estadounidense incluye publicidad.

Esta tendencia está presente desde hace algunos meses cuando se comenzó a especular que la plataforma de Los Gatos podría incluir anuncios en su servicio.

De hecho, el estudio Audience Project advierte que hasta un 57 por ciento de los consultados cancelaría inmediatamente Netflix si se publicaran anuncios.

El consumidor no quiere, pero el mercado aprieta

Es entendible que los usuarios rechacen la presencia de publicidad en las plataformas de video streaming, tras la experiencia ofrecida con la televisión tanto abierta como de paga ha dejado en las audiencias un más que justificado recelo a los anuncios.

Sin embargo, también el público se ha vuelto más crítico, exigente y deseoso de consumir contenidos de calidad y con una mayor producción, algo que sumado a las condiciones de mercado, obliga a las compañías a invertir cada vez mayores presupuestos tanto el licencias como en producciones originales.

Lo anterior ha motivado a buscar alternativas de financiamiento, y la publicidad puede no ser una opción descabellada, la clave sería encontrar un modelo que no atente contra la experiencia del usuario. Al respecto, Kristin Lemkau, directora ejecutiva de JP Morgan Chase, sostuvo recientemente que si se ofreciera “un nivel sin publicidad y un nivel con publicidad, eso podría atraer a más espectadores”.

Un modelo como este podría funcionar, Hulu, por ejemplo, es un servicio que lo implementa. Otras opciones podrían ser, como ya hemos referido, contenidos patrocinados (tipo medios permisionados) o presencia de product placement.

loading...