• En solo los primeros tres meses del año, la pandemia le ha quitado mil 400 millones de dólares a GM

  • La marca planea resumir su producción en América del Norte para mediados de este mes

  • Se estima que las ventas de bicicletas eléctricas en EEUU y Europa de hecho han incrementado durante la crisis

La situación sanitaria y económica ha provocado una reestructuración completa de muchas de las estrategias de negocio de varias compañías. Más de una marca ha tenido que detener en seco su estrategia de marketing, para ajustarse a las nuevas exigencias de comunicación de la población. También varios han re-dirigido sus inversiones de desarrollo a los canales digitales, para seguir operando en medio de la pandemia. Y un par de planes han muerto sin remedio.

En este cementerio de proyectos económicos que tal vez nunca serán se acaba de sumar una marca prometedora de GM. De acuerdo con The Verge, la automotriz acaba de matar ARIV, su nueva unidad de bicicletas eléctricas. La compañía apenas se había estrenado el año pasado en un par de países de Europa y disfrutaba de un éxito moderado. Sin embargo, ante la difícil situación de la compañía a raíz de la pandemia, este gran proyecto comercial solo se esfumó.

De acuerdo con una declaración al medio, GM dijo que la decisión parte de un proceso de revisión del negocio de la automotriz. La marca tuvo que ser eliminada, pues no representaba un proyecto suficientemente redituable para la empresa en medio de esta pandemia. Si bien no parece que haya planes para revivirla a futuro, se espera que los aprendizajes sirvan para futuros proyectos de micro-movilidad. ARIV se une a Maven en el cementerio de la compañía.

¿Qué marca sigue?

A lo largo de las últimas semanas, se registraron un sinfín de bancarrotas y cierres de unidades en prácticamente todas las industrias. Por ejemplo, en marketing, WPP cerró su firma Triad una vez que quedó claro que el mercado retail seguiría sufriendo a mediano plazo. Por su lado, las compañías J.Crew y J.C. Penney han alcanzado un punto de insolvencia casi imposible de resolver. Esta situación se extiende a Airbnb y Adidas, que solicitaron rescates multimillonarios.


Notas relacionadas


No hay duda alguna que la situación económica de todas las empresas en el mercado es muy dura. Y, por supuesto, esto llevará a que se tomen decisiones difíciles como recorte de gente y eliminación de las unidades menos redituables. Pero saber exactamente qué marca será la que se unirá al cementerio de la COVID-19 es algo más complejo. Depende mucho de cada caso en particular, así como de la forma en la que la pandemia afectó a la industria como un todo.

Pero se pueden hacer algunas estimaciones educadas. Es claro que cualquier marca de retail tradicional, aerolíneas o que dependan mucho de la manufactura o el trabajo presencial están en riesgo de morir en los próximos meses. También es probable que los proyectos más nuevos de las empresas, como ARIV y Maven, se detengan indefinida o definitivamente. Y el peligro va a ser mayor en las regiones menos cuantiosas, como son partes de Latam, Asia y África.

¿Una pandemia de innovación?

Varios proyectos prometedores se han tenido que detener a raíz de la crisis sanitaria. Uber, ya en una crisis económica grave antes de la pandemia, ha perdido personajes clave para toda la estrategia de innovación de su marca. La industria automotriz también tenía grandes planes para el año antes que la COVID-19 afectara a todo el mundo. Hasta negocios como Nintendo, que están desempeñándose bien ahora, temen el futuro de una crisis sanitaria prolongada.

Esto se debe a que la pandemia parece estar afectando significativamente el trabajo innovador en casi cualquier marca de la industria. De acuerdo con Global Data, la COVID-19 perturbó el desarrollo de proyectos de energía limpia, en especial la producción de baterías en China. El Atlantic Council asegura que Latam, Medio Oriente y África podrían ser las regiones que más sufran de este efecto. Y Supermarket Permiter también teme repercusiones en la creatividad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299