• De acuerdo con Airbnb, la idea de esta deuda es ayudar a la marca a emerger más fuerte que antes de la pandemia

  • La mayor parte de las actividades comerciales de la plataforma están detenidas, a raíz de las restricciones sanitarias

  • Sin embargo, la empresa ha presentando algunos proyectos, como Experiences Online, para lidiar con estas barreras

A medida que la crisis sanitaria se hace más extensa, algunas compañías empiezan a resentir las dificultades económicas. Y es que en el caso de varios negocios, aunque sus ventas estén congeladas, no significa que no deban enfrentar pagos como rentas, salarios, etcétera. Esto significa que incluso una marca entre las más grandes del mundo está en riesgo de quiebra. Claro, siempre está la opción de solicitar a aliados y gobiernos un pequeño rescate temporal.

Tal parece ser el caso de Airbnb. La marca global de hospedajes colaborativos, de acuerdo con Bloomberg, acaba de recibir un cuantioso préstamo valuado en mil millones de dólares (mdd). Según el medio, se trata del segundo préstamo que la compañía ha solicitado por ese monto en el transcurso de las últimas dos semanas. Y como lo han hecho otras empresas en esta situación, se espera que los fondos ayuden a crear un colchón financiero para su negocio.

El trato no se ha hecho público, pero fue dado a conocer por fuentes internas relacionadas con las negociaciones. Este último préstamo fue realizado por un grupo de más de 20 inversores, entre ellos las organizaciones Blackrock, Eaton Vance, Fidelity Investments, Silver Lake y Sixth Street Partners. Éstos últimos dos de hecho también le prestaron los mil mdd a la marca la semana pasada. Si Airbnb quiebra, estas empresas serían las primeras en ser compensadas.

Un colchón crediticio para la supervivencia de la marca

Junto con Airbnb, múltiples compañías del mundo están en una posición muy incómoda ante la crisis económica. Y también algunas otras se han decidido a solicitar préstamos y rescates para continuar operaciones. Por ejemplo, Adidas ayer mismo obtuvo tres mil mdd de parte del gobierno de Alemania. La idea es que con estos fondos (y algunas medidas de autoridad que la marca aceptó implementar), la compañía de moda pueda sobrevivir a esta crisis económica.


Notas relacionadas


La idea de adquirir deuda es una de las más grandes soluciones para la situación económica que se está presentando en esta crisis sanitaria. A largo plazo, será peor para el ecosistema si las empresas solo se detienen, parando salarios, deudas y demás responsabilidades. Para que el mundo pueda reanudarse lo más rápidamente posible cuando todo regrese a la normalidad, es crucial mantener, por así decirlo, los engranes en óptimas condiciones. Pero hay un reto.

Contratar deuda, por sí mismo, no es un recurso negativo para la salud económica de una marca (o individuo) a largo plazo. Pero la mala administración de la misma sí podría llevar a una crisis mucho más fuerte en el largo plazo. Las compañías que opten por esta solución se tienen que enfocar en una recuperación fuerte cuando vuelva todo a la “normalidad”. De lo contrario no podrán hacer frente a las deudas y crearían un escenario mucho peor en el futuro.

La compleja crisis que se viene

Además de deuda, las compañías están tratando de lidiar con la baja actividad económica con otras soluciones. Por ejemplo, Uber presentó ayer un nuevo modelo de negocio que, además de darle trabajo a sus socios conductores desocupados, impulsaría los ingresos de la marca. Otras compañías, entre ellas Diageo, están parando ciertas actividades no-esenciales, como el gasto publicitario. Una que otra marca está pagando el alto precio de la popularidad y el éxito.

Pero lo que sería más grave de la nueva crisis económica es que tendrá elementos únicos para los que tal vez ninguna marca esté preparada. De acuerdo con HBR, estos retos podrían crear en las compañías una necesidad de reestructurar y diversificar sus cadenas de suministro en el mundo. Credit Suisse Group cree que podría ser necesario hacer mayor gasto de parte de las autoridades federales. Y la BBC afirma que será la peor recesión en prácticamente un siglo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299