• Sony ha tenido por años una estrategia de diversificación que le permite sobrevivir incluso en momentos de crisis

  • Esto es porque tiene unidades diseñadas específicamente para brillar en momentos como la actual pandemia

  • Algunos de estos pilares especiales incluyen servicios de seguridad, así como tecnología en salud

Se avecinan una serie de cambios importantes para el mundo post-pandemia. Algunos de los más obvios son un mayor consumo a través de canales digitales, así como un permanente interés en la protección sanitaria. En el caso de las compañías, se esperan cambios mucho más significativos. Esto es especialmente cierto para marcas que tienen un sinfín de pilares y que, en el mediano y largo plazo, deberán considerar cuál será su mayor fuente de ingresos.

Ejemplo perfecto es el de Sony. De acuerdo con AP, la compañía está a punto de cambiar de una forma muy significativa su estructura interna para poder tener un mayor control de la crisis post-pandemia. En específico, se espera que incremente su inversión en un mercado clave con la finalidad de “asegurar la estabilidad” de su organización. Lo anterior será posible con la transformación total de un negocio que posee parcialmente en una nueva subsidiaria en forma.

Concretamente, Sony quiere el 35 por ciento que no posee de Sony Financial Holdings, una unidad de servicios financieros. La idea es que, después de obtener la aprobación de todos los inversores, esta unidad pase a llamarse Sony Group Corp y refuerce su estrategia post-pandemia. Se espera que la tecnología de la organización ayude a “proveer sinergias”, darle un impulso a la rentabilidad de toda la empresa y hasta impulsar su apuesta en el sector fintech.

Una apuesta diferente para el mundo post-pandemia

Junto con Sony, muchas compañías se han dado cuenta que deben de ajustarse a un nuevo normal. Se espera que varias empresas cambien cómo se acercan a la capacitación una vez que acabe la pandemia. También en redes sociales se ha visto una evolución radical en la forma que las personas comparten e interactúan con el contenido. Y entre los sectores que más tendrán que transformarse para estas nuevas necesidades se cuentan los restauranteros.


Notas relacionadas


Hay que volver a la situación de Sony. Vale la pena recordar que, por culpa de la pandemia, la compañía registró una caída importante de sus ingresos, de 86 por ciento entre enero y marzo. Esto, en buena parte porque sus cadenas de suministro se vieron gravemente alteradas por la crisis sanitaria. Hay una muy buena posibilidad que, aún si se logra vencer al virus de un día para otro, muchos de estos problemas no desaparezcan por completo. Es crucial que cambie.

Apostar por los servicios financieros y de tecnología es una estrategia muy interesante. No solo es algo a lo que le han apostado muchas empresas, desde Google, Huawei, Samsung y Apple hasta Mercado Libre. Además, hay que recordar que las fintech han crecido de una forma notable durante la pandemia. Sony debe de ajustarse a estas nuevas prácticas de consumo de los usuarios. Y hay amplia oportunidad de sinergia aquí para sus otras unidades.

Otras características de la nueva normalidad

No solo las fintech serán un mercado atractivo para el futuro post-pandemia. Aparte se espera que los consumidores prioricen compras locales y digitales para sus próximas adquisiciones. Las compañías de retail, como Apple, también tendrán que reforzar sus elementos y medidas de seguridad para proteger tanto a clientes como a su personal. También algunos productos como cubrebocas y guantes deberían ser aún de los más atractivos en sitios como Amazon.

Varios expertos también han dado sus propias versiones de cómo creen que será esta nueva normalidad. El NBR teme que el mundo post-pandemia podría generar una entorno económico en donde la globalización de un paso hacia atrás, con cada país preocupándose por sí mismo. En datos de CNN, educación, alimentos y eventos de entretenimiento no serán jamás iguales. Y CBS teme también que esta pandemia motive un mayor uso de los métodos de vigilancia.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299