• Uno de los reportes apunta que un Tesla aceleró a máxima velocidad durante una vuelta en U en una fracción de segundo

  • Asimismo, otro conductor dijo que, mientras trataba de estacionarse, el auto subió la velocidad y provocó un choque

  • En algunos casos, la compañía de Elon Musk ha reportado que el acelerador estaba físicamente presionado por los usuarios

Hay varias empresas inmersas en la carrera por la conducción autónoma. Waymo, el proyecto de Google, es una de las marcas que se encuentran en la delantera de la industria. También Tesla, con ambiciosas promesas para finales del año, está entre los nombres más relevantes. Además se puede nombrar a agentes como Toyota, Apple, Hyundai y Volkswagen-Ford entre los pesos pesados de la industria. Hasta Uber y Didi han apostado muy fuerte en el mercado.

Pero el que haya tantas marcas no significa que sea una tecnología fácil o perfeccionada. De hecho, hay un sinfín de barreras técnicas que ninguna de las líderes del sector parecen estar ni cerca de resolver. Según ATTI, el costo y tamaño de los sensores LiDAR, aún la pieza central de estos sistemas, hace poco probable su producción masiva. Y según US News, la seguridad de los vehículos aún deja mucho que desear, como han demostrado marcas como Tesla antes.

Tal vez el aspecto de seguridad es el reto más complejo que se debe resolver en conducción autónoma. No solo es muy complejo crear vehículos que no solo puedan operar por sí solos en un entorno tan caótico como lo son las calles de cualquier centro urbano. Además, para perfeccionar estos sistemas, se requieren pruebas. Y esto a la vez implica poner en potencial riesgo a las personas. Algo que afecta gravemente la reputación de compañías como Tesla.

Una falla más para el historial de errores de Elon Musk

La empresa de automóviles eléctricos y semi-autónomos está, de nuevo, en los reflectores por culpa de una falla en sus modelos. Sin embargo, esta vez el hoyo en el que cayó Tesla podría ser un poco demasiado profundo a lo que la empresa está acostumbrada. De acuerdo con AP, la Administración de Seguridad del Tráfico y Carreteras (NHTSA) de Estados Unidos (EEUU) ya inició una investigación contra la marca. Esto, por un error en los aceleradores de sus carros.


Notas relacionadas


Prácticamente todos los modelos de Tesla estarían acelerando de forma súbita, sin que antes se reciba la orden de los conductores. Al menos 127 usuarios habrían presentado sus quejas ante la NHTSA por este fenómeno. Los reportes abarcan modelos de toda la línea de la marca, desde tan atrás como el 2013 y tan recientemente como 2019. Por ahora, la investigación solo va a evaluar si las acusaciones tienen fundamento y si es prudente iniciar un proceso formal.

Más problemas para Tesla y sus automóviles autónomos

Hay que reconocer que Elon Musk y sus vehículos han estado envueltos en estos incidentes con más frecuencia que sus rivales. Estos abarcan desde simples errores de diseño hasta un mal funcionamiento de las direcciones y hasta explosiones. Sin embargo, no es la única marca de la industria que ha tenido un incidente grave. Uber, por ejemplo, tuvo un accidente fatal en 2018 que de hecho le obligó a retirar su flotilla de vehículos independientes en Tempe, Arizona.

Lo grave es que esta investigación, si encuentra algo, podría ser muy costosa para Tesla. Es posible que el error esté en una cuestión de software. Si es así, bastará con que la compañía realice los parches necesarios y solicite a todos los consumidores el actualizar los programas de sus vehículos cuanto antes. Pero si se trata de una equivocación de hardware, la situación sería mucho más grave. Lo anterior podría provocar un recall masivo de unidades en EEUU.

De por sí cualquier recall es costoso para las marcas involucradas. Pero si los reportes de los accidentes de Tesla son correctos, el error del acelerador estaría presente en prácticamente todos los vehículos de la empresa. La reparación por sí misma de una omisión tan masiva será dura para Tesla. Pero el efecto en su reputación, en especial a largo plazo, también sería muy negativo para los planes a futuro de la empresa. En especial considerando su historia de fallas.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.