Toyota quiere sorprender a Hyundai y Uber; hace inversión multimillonaria para el taxi volador

  • Toyota se asoció con Joby Aviation para desarrollar un taxi volador

  • El anuncio se da a días de que Hyundai anunciara una alianza con Uber para el mismo fin

  • Se estima que el mercado de taxis aéreos tendrá un valor de 1,5 bdd para 2040

La industria automotriz pasa por un momento clave, pues pese a que se ha estancado el mercado, las armadoras buscan pasar al siguiente nivel en el sector, así hemos visto un impulso a la inversión en desarrollar autos eléctricos, de conducción autónoma y, ahora, parece que todos quieren apostar por los vehículos voladores; una marca más que mete el acelerador es Toyota.

La gigante japonesa anunció una inversión multimillonaria de 394 millones de dólares en la startup de aeronaves eléctricas Joby Aviation, con el objetivo de emprender un trabajo conjunto para crear un taxi volador que estaría destinado a servicios de movilidad urbana.

Acelerando el proyecto

Toyota Motor Corporation no es nueva en este negocio, en 2018 hizo públicos sus planes para el desarrollo de esta tecnología, tanto que decidió invirtió una otra startup, en este caso fue Cartivator, tecnológica que trabajaba en un prototipo denominado Skydrive que presumiblemente estaría listo para comercializarlo al público en 2020, casualmente, año en que Japón albergará los Juegos Olímpicos por segunda ocasión.

Ahora, con la alianza establecida con Joby Aviation, y que incluye una captación de fondos de 590 millones de dólares, queda claro que la automotriz tiene el objetivo de transformarse en gigante mundial de nuevas movilidades.

El plan es que ambas compañías trabajen de manera conjunta, por un lado, la startup californiana compartirá su experiencia totalmente eléctrica de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), mientras que la japonesa prestará su conocimiento en fabricación, calidad y control de costos para el desarrollo y producción de los vehículos.

La inversión resulta interesante, dado que, de acuerdo con AFP, Joby Aviation anunció el diciembre pasado una asociación Uber, cuyos planes es lanzar un servicio de taxis voladores para 2023 y que, durante el 2020 Consumer Electronics Show (CES) hizo publicó que formó una alianza con Hyundai para avanzar en este novedoso sistema de transporte. Entonces, parece que otro de los objetivos de Toyota es ganar la delantera en esta carrera.


Te puede interesar:

No son las únicas que quieren taxis voladores

Así como Toyota, Uber y Hyundai, hayan lista de marcas que crece y que buscan desarrollar vehículos voladores, ya sea para enfocarlos en servidos de movilidad urbana o para comercializarlos directo al consumidor.

Una de ellas es Lilium, empresa que ya realizó pruebas exitosas de su vehículo de despegue y aterrizaje vertical completamente eléctrico (VTOL, por su siglas en inglés), cuya finalidad también sería convertirse en un taxi volador.

Otro caso fue el de Kitty Hawk, la compañía que tiene el respaldo financiero del ex-CEO de Alphabet, Larry Page, también realizó probó con éxito su primer vehículo volador y, al parecer, está en la fase final para poder comercializarse.

Pero no están solas, gigantes de la industria aeronáutica como Airbus y Boeing, en este segundo caso también tiene una alianza con Uber.

Esto quiere decir que tal vez no esté tan lejano el día que comencemos a ver este tipo de movilidad en los aires de las grandes urbes. De hecho, se estima que el mercado de taxis aéreos en las grandes ciudades tendrá un valor de 1,5 billones de dólares para 2040, según información del Financial Times, que cita un informe del año pasado de Morgan Stanley.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299