Conducción autónoma: Apple compra por migajas una empresa en quiebra

Apple compró la empresa desarrolladora de vehículos autoconducidos Drive.ai. La firma había despedidos a todos sus empleados y la medida se hacía efectiva este viernes. No se sabe cuánto pagó, pero se especula que fue mucho menos de los US$ 200 millones que alguna vez valió.

Apple-MacBook Apple Card
Bigstock
  • Apple está desarrollando en secreto el Proyecto Titan sobre conducción autónoma.

  • La adquisición de Drive.ai puede ser la llave para terminarlo.

  • Parecía que la empresa iba a ser un éxito, pero algunos entienden que la apuesta en vehículos de conducción autónoma es muy a largo plazo.

Drive.ai anunció que junio sería su último día de trabajo. Este viernes 28 pensaba despedir a todo el personal (unas 90 personas).

Sin embargo, esta startup especializada en el desarrollo de vehículos autónomos que alguna vez llegó a valer US$ 200 millones, seguirá con vida. Al menos por ahora.

¿El motivo? La compró Apple.

Ya desde principios de este mes circularon versiones respecto de que Apple estaba en conversaciones para comprar Drive.ai, una compañía fundada en 2015 por especialistas en inteligencia artificial de la Universidad de Stanford que había estado probando desarrollos de vehículos autónomos en Texas.

El acuerdo podría ser la forma que Apple encontró para que decenas de ingenieros de Drive.ai se unan al “Proyecto Titan“, la hermética investigación sobre carros autoconducidos que lleva adelante el gigante tecnológico fundado por Steve Jobs.

Drive.ai llegó a ser una de las empresas más prometedoras para trabajar en vehículos autónomos. La compañía se hizo famosa por usar deep learning para reconocer y evitar objetos en la carretera.

Incluso en 2018 realizó exitosas pruebas de sus vehículos sin conductores en carreteras públicas de los Estados Unidos.

La flota que utilizó estaba compuesta por Nissan NV200 modificados pintados de color naranja brillante con una franja azul en el lateral.

También tenían pantallas LED (una en el capó, dos sobre cada uno de los neumáticos delanteros y otra en la parte trasera) que mostraban mensajes a los peatones.

Mucho esfuerzo, pocos resultados

Sin embargo, todo ese esfuerzo de inversión y mercadotecnia no fue suficiente para sobrevivir en un negocio que no despega. Muchos han invertido miles de millones de dólares en nuevas empresas de vehículos autónomos, y si bien han habido avances, la gran mayoría se ha encontrado con desafíos técnicos y regulatorios.

Muchos expertos ven que los autos que se conducen solos llegarán, pero no en años, sino en décadas.

No está claro qué parte de Drive.ai sobrevivirá dentro de Apple, o si los despidos masivos en la startup se llevarán a cabo según lo programado, publicó The Verge.

Según Axios, Apple compró los activos de la compañía, incluidos sus autos autónomos. El San Francisco Chronicle sugiere, en tanto, que Apple optó por contratar sólo a los ingenieros de Drive.ai.