Tesla tiene un problema que podría afectar a toda la industria de autos eléctricos

Los analistas están preocupados porque los incendios que se han producido en algunos de los autos de la marca Tesla pudieran afectar las ventas de autos eléctricos.

  • Los autos eléctricos son una realidad que transformará la industria.

  • Sin embargo, algunos incendios producidos en Tesla podría entorpecer ese avance.

  • El mayor problema es el de los autos que se han incendiado estacionados, como el último caso en Shanghai.

El avance de los autos eléctricos (y el primer paso con los híbridos) parece ser imposible de evitar para la industria del automóvil. Cada vez son más las fabricantes que poco a poco hacen a un lado la tecnología de los motores a combustión para virar hacia modelos EV.

Sin embargo, una serie de hechos producidos en los últimos meses podría estar jaqueando, o al menos ralentizando, esta conversión.

El problema llega desde Tesla, precisamente la marca pionera en lo que a desarrollos eléctricos se refiere.

¿Cuál es el inconveniente?

Tres sedanes se incendiaron sin previo aviso en los últimos meses, uno en Shanghai, otro en Hong Kong y un tercero en San Francisco, Estados Unidos. De los 14 incendios conocidos relacionados con vehículos de Tesla, la mayoría ocurrió después de una colisión, pero estos sucedieron cuando los vehículos estaban estacionados.

Tanto es así que que la marca envió una actualización de software a decenas de miles de sus vehículos para ayudar a reducir el riesgo de incendios de baterías.

Todo esto podría generar que los clientes potenciales desconfiaran de adquirir un vehículo eléctricos, más allá de la marca que lo fabrique. Esto preocupa a toda la industria y a los analistas del sector, publicó CNBC.

“Hay mucha gente que no querrá correr el riesgo” de comprar un vehículo eléctrico “si creen que existe la posibilidad de un incendio accidental”, le dijo a la cadena estadounidense Joe Phillippi, analista senior de AutoTrends Consulting.

Hay que tener en cuenta que el avance de la tecnología EV es de un volumen pocas veces visto. Sólo General Motors planea lanzar más de 20 modelos completamente eléctricos para mediados de la década siguiente, y las intenciones de Volkswagen es lograr el doble que eso.

Mercedes-Benz, en tanto, comenzó este mes a tomar pedidos para su nuevo GLC, el primero de los 10 vehículos con batería eléctrica pura de su flota.

En total, se cree que los fabricantes de todo el mundo están en el proceso de invertir más de US$ 100 mil millones en la “electrificación”.

Para Phillippi, algo preocupante es el momento en que ocurrieron los últimos incendios. “Una cosa es que ocurra luego de un choque, pero otra muy distinta es que un vehículo se prenda fuego estando estacionado“, dijo.

Sucesos

El 21 de abril pasado, una cámara de seguridad en un garaje de Shanghai capturó imágenes de un sedán Model S ardiendo. Otro incendio envolvió un sedán Tesla luego de que fuera conectado a uno de los cargadores de la compañía en Hong Kong.

A comienzos de mayo, los bomberos de San Francisco tuitearon que habían sido llamados a un garaje donde otro Tesla Model S estaba en llamas.

Si bien el fabricante de automóviles fundado por Elon Musk viene diciendo que sus vehículos eléctricos son 10 veces menos propensos a sufrir un incendio que los autos que funcionan con gasolina, aunque sean pocos casos, estos generan dudas en los compradores.

Es una tecnología nueva y un cambio de estas características muchas veces hacen que los consumidores posterguen la compra hasta no ver cómo les va a otros previamente. A esto se suma que no se trata de automóviles baratos, que podría hacer que se tome el riesgo a cambio de economizar.

“Enviamos un equipo al lugar y estamos ayudando a las autoridades locales para poder establecer cómo pasaron los hechos. Por lo que sabemos hasta ahora, nadie resultó herido”, dijo Tesla en un comunicado luego del último incendio en China.