• Además de Huawei, este nuevo capítulo de la guerra comercial aparte dolería a la marca Taiwan Semiconductor Manufacturing 

  • Del lado de EEUU, China también golpearía a Cisco, Qualcomm y Boeing, además de afectar a Apple

  • En otras ocasiones se ha dicho que la empresa de Tim Cook tiene más que perder de estos conflictos que su rival asiática

ACTUALIZACIÓN: Se agrega postura de Huwei

Después de varias semanas de caos, lentamente parece que la economía y el mundo podrá volver a cierta normalidad. Varios países están quitando restricciones, algunas zonas están ya en su pico de la pandemia (o cerca de alcanzarlo) y solo queda mejorar, varios ya se adaptaron al “new normal”. Lo anterior significa que se pueden volver a tomar los planes y tareas que se quedaron pendientes. Y para China y Estados Unidos (EEUU), reanudar su guerra comercial.

Según Reuters, EEUU estableció una serie de medidas enfocadas a perturbar la cadena de suministro de la asiática Huawei. Específicamente, bloquear envíos de semiconductores que son producidos por compañías americanas. El mismo gobierno de Trump aseguró que esta medida comercial está enfocada a dificultar la adquisición de la tecnológica china. Esto a su vez podría dificultar su camino hacia el liderazgo total de industrias como 5G y smartphones.

Pero China no se quedó con los brazos cruzados. También según la agencia de noticias, solo unas horas después se dio a conocer que se pondría a varias empresas originarias de EEUU en la lista de “entes poco confiables”. Apple, una de las mayores rivales de Huawei, sería la principal afectada por esta medida comercial. Si Pekín completa esta propuesta, se lanzarían investigaciones y se limitarían ventas de componentes a la compañía liderada por Tim Cook.

¿Guerra comercial que beneficia a Samsung?

Este re-escalamiento de las tensiones entre EEUU y China no es realmente inesperado. Ayer mismo el líder de EEUU se quejó de las cadenas de suministro globales, apuntando que sería mejor que todos los componentes que necesita una marca se produjeran localmente. También hay que recordar que, antes de la pandemia, ambas economías llevaban una intensa guerra comercial. No solo se predecía que la pelea duraría décadas, sino que afectó varios sectores.


Notas relacionadas


Pero en esta ocasión, la guerra comercial está acompañada de varios fenómenos que ya han puesto mucha presión tanto a Huawei como a Apple. Ambas compañías, por culpa de la pandemia, han visto caer tanto sus ventas como sus actividades de manufactura. Con la lenta reactivación de las economías y las cadenas de suministro, ambas tenían la oportunidad de recuperar el tiempo perdido. Pero el nuevo conflicto probablemente las dejará peor que antes.

Sin embargo, hay una compañía que podría salir muy beneficiada del conflicto entre EEUU y China (así como de la desgracia de Apple y Huawei): Samsung. La tecnológica surcoreana no parece tener un conflicto peculiarmente grave con ninguna de las economías más grandes del mundo. Y desde hace varios meses que veía su negocio amenazado por sus rivales asiática y americana. La perturbación de sus cadenas de suministro podría darle una ventaja crucial.

Otras implicaciones del conflicto

Más allá de la felicidad que debe estar experimentando Samsung ahora, lo cierto es que una nueva guerra comercial entre China y EEUU no es buena para nadie. Industrias como outdoor y retail podrían, de nuevo, salir lastimadas si los dos países vuelven a escalar hostilidades. El suministro de materiales e insumos especiales a escala global también se vería seriamente afectado. Eso sin hablar de las limitaciones de lanzamientos que tendrían que soportarse.

Y esos son solo los efectos más inmediatos de una guerra comercial. Según la Universidad de Pennsylvania, las ventas y compras de ambas naciones se verían muy afectadas por esta riña. El Financial Times cree que no solo saldrán heridos países fuera de China y EEUU, sino un gran número de marcas y estados. Y en términos generales, agentes como Naciones Unidas creen que a nadie le conviene, en cuestión económica, seguir con este tipo de pelea masiva.

La postura de Huawei

Al respecto de esta decisión, la compañía de tecnología China compartió la siguiente declaración:

Huawei se opone categóricamente a las enmiendas hechas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos a su norma de productos directos extranjeros que se dirigen específicamente a Huawei.

El gobierno de Estados Unidos agregó a Huawei a la lista de entidades el 16 de mayo de 2019 sin justificación. Desde ese momento, y a pesar del hecho de que una serie de elementos industriales y tecnológicos clave no estaban disponibles para nosotros, nos hemos mantenido comprometidos a cumplir con todas las normas y regulaciones del gobierno de Estados Unidos. Al mismo tiempo, hemos cumplido nuestras obligaciones contractuales con los clientes y proveedores, y hemos sobrevivido y seguido adelante contra viento y marea.

Sin embargo, en su incesante búsqueda para reforzar su dominio sobre nuestra compañía, el gobierno de los Estados Unidos ha decidido proceder e ignorar por completo las preocupaciones de muchas compañías y asociaciones de la industria.

Esta decisión fue arbitraria y perniciosa, y amenaza con socavar a toda la industria en todo el mundo. Esta nueva regla afectará la expansión, el mantenimiento y las operaciones continuas de redes por valor de cientos de miles de millones de dólares que hemos implementado en más de 170 países.

Huawei está llevando a cabo un examen exhaustivo de esta nueva regla. Prevemos que nuestro negocio se vea inevitablemente afectado. Intentaremos todo lo posible para buscar una solución. Esperamos que nuestros clientes y proveedores continúen apoyándonos y minimicen el impacto de esta regla discriminatoria.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299