• Se espera que la guerra comercial EEUU-China se haga más dura en diciembre próximo

  • Para el día 15 de ese mes, la Casa Blanca impondría un impuesto de 15 por ciento a productos asiáticos

  • Los impuestos están planeados para afectar 160 mil millones de dólares en bienes

A lo largo de todas las industrias, países y segmentos, la guerra comercial entre Estados Unidos (EEUU) y China ha sido devastadora. Varias marcas, desde Apple hasta Huawei, han visto cómo sus ingresos se desploman de forma significativa. Las economías de ambas naciones amenazan con dar marcha atrás al inigualable progreso que habían logrado en años pasados. Incluso algunos agentes temen que sus efectos destruyan el status quo de consumo.

Lo peor de la guerra comercial es que ha sido un proceso con altibajos casi insoportables. Según el Financial Times, ambas naciones tratan en estos momentos de cerrar un acuerdo económico que acabe con las hostilidades. Pero para finales de octubre, CNN apuntaba que las pláticas estaban haciendo más daño que bien en la resolución del conflicto. Pero tan solo dos semanas antes, tanto The Guardian como CBS reportaban un panorama de desolación.

En realidad, ningún agente en el mundo, ni político, ni comercial, ni económico, sabe cuándo o cómo podría finalizar la guerra comercial EEUU-China. Ni siquiera es seguro que se pueda en verdad llegar a un fin de este conflicto en algún momento pronto. Incluso corre el riesgo que, aún si se llega a un trato rápido para terminar hostilidades, las consecuencias de esta pelea se extiendan por años. Al menos así lo piensa uno de los hombres más influyentes del mundo.

Jack Ma y su predicción de la guerra comercial

Durante una entrevista con Bloomberg TV, el cofundador de Alibaba, Jack Ma, habló sobre la situación económica entre EEUU y China. De acuerdo con el experto, no solo espera que la turbulencia entre ambas naciones no disminuya pronto. Además, asegura que los efectos secundarios de esta lucha se extenderían 20 años más si las naciones no tienen cuidado. Cabe destacar que el periodo sería adicional al año y medio que ya de por sí lleva el conflicto.


Notas relacionadas


El co-fundador de Alibaba dijo que “tenemos que ser muy, muy cuidadosos. Debemos resolver problemas, no crear más problemas”. Asimismo, Ma aseguró que la guerra comercial como tal podría no extenderse mucho más, considerando que ya se habla para detener las hostilidades. Sin embargo señaló que sus relaciones podrían quedar dañadas por más de dos décadas. Apuntó que, para evitarlo, se debe reforzar la cooperación y avance tecnológico conjunto.

Los efectos a largo plazo de un conflicto no-resuelto

No es la primera vez que alguien da un panorama tan oscuro para el futuro de la guerra comercial EEUU-China. El mismo Jack Ma hizo esta misma predicción en septiembre pasado a raíz de los nuevos aranceles. También marcas como Vans, The North Face y Columbia mostraron su preocupación ante la posibilidad que nunca cesaran las hostilidades. Incluso agentes como Volkswagen expresaron sus temores a principios de este mismo año.

Pero que no sean temores nuevos no significa que hayan dejado de ser urgentes. Las consecuencias del conflicto comercial entre EEUU y China, tal y como advierte Jack Ma, podrían ser desastrosas para el avance comercial internacional. De inicio, las empresas que tienen operaciones en ambos países verían todavía mayor presión en sus cadenas de suministro. Algunas incluso podrían decidir retirarse de forma definitiva de uno u otro mercado.

Sin embargo, las consecuencias a largo plazo de la guerra comercial podrían ser todavía peores. Si EEUU y China no empiezan a compartir tecnología y colaborar, como sugiere Jack Ma, se empezaría a formar una brecha entre los sistemas asiáticos y occidentales. Lo anterior no solo significaría que cada extremo del planeta tendría acceso a innovaciones diferentes. Implicaría que los consumidores dejarían de poder disfrutar los mejores avances del mundo.

loading...