La guerra comercial y el turismo: China advierte sobre viajar a Estados Unidos

La escalada de la guerra comercial entre Estados Unidos y China no tiene freno. Ahora podría afectar al turismo. Los viajeros chinos son los que más gastan en el país de Donald Trump.

Bigstock
  • China dice que sus ciudadanos están teniendo problemas en los Estados Unidos.

  • Por eso les recomienda no viajar.

  • Las tensiones comerciales se han intensificado desde la inclusión de Huawei en la black list para comerciar.

El turismo receptivo es una de las principales industrias de los Estados Unidos, en especial en las grandes ciudades como Miami, Orlando, Nueva York y Los Ángeles, y en otros puntos con atractivos como Las Vegas, Washington, el Gran Cañón, Hawaii y buena parte de la costa oeste.

Además, una considerable porción de esos visitantes son de origen asiático, especialmente chinos, que gracias al bienestar económico de la última dećada, pudieron escalar en la pirámide socioeconómica de su país y acceder a viajes al exterior.

Este flujo de ingresos para el país de Donald Trump podría truncarse si China avanza con lo que parece ser una estrategia de disuasión para que sus habitantes no visiten los Estados Unidos.

Así es, el gigante asiático emitió un alerta para los viajes a los Estados Unidos que dura hasta fin de año y advierte sobre “tiroteos” y “robos”. El comunicado pertenece al Ministerio de Cultura y Turismo de ese país, según informó la agencia oficial de noticias Xinhua y reprodujo Bloomberg.

Geng Shuang, responsable de las comunicaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, respondió “es por las circunstancias actuales” cuando se le preguntó si la medida era parte de la disputa comercial.

El aviso se produjo un día después de que China advirtiera a sus ciudadanos que estudian en los Estados Unidos que “estén atentos” por las medidas que la administración de Trump está tomando por temor a que se intensifiquen las restricciones sobre visas académicas.

También le pidió a los investigadores chinos que trabajan en Estados Unidos que “tomen más precauciones”.

La Televisión Central de China, a su vez, citando el Ministerio de Relaciones Exteriores, dio a conocer un informe en el que se denuncia que las agencias de aplicación de la ley aduanera en Estados Unidos estaban hostigando a los ciudadanos chinos con mayores inspecciones en los ingresos y salidas del país.

Estados Unidos
Imagen de Bigstock

El Ministerio de Cultura y Turismo había emitido un aviso similar pidiendo no viajar a Canadá en enero pasado, cuando se cayeron los lazos diplomáticos tras el arresto de la ejecutiva de Huawei Meng Wanzhou en Vancouver, a petición de Estados Unidos. Citando a la detención de la hija del fundador de la compañía de telefonía, el aviso instaba a los turistas chinos a evaluar mucho los riesgos antes de viajar a ese país de América del Norte.

Cifras

Tres millones de turistas chinos viajaron a los Estados Unidos en 2018, un 6,25% menos que los 3,2 millones del año anterior, según la Oficina Nacional de Viajes y Turismo del país que gobierna Trump, con información de los formularios de aduanas.

Igualmente, aunque viajaron menos, los chinos gastaron más en Estados Unidos en 2018 que en 2017. Fueron US$ 36,4 mil millones contra US$ 35,3 mil millones del año anterior. Se trata de los mayores consumidores de todos los turistas internacionales que visitan ese país.

Las tensiones entre las dos mayores potencias comerciales del mundo se acrecentaron en las últimas semanas, luego de que las negociaciones entre ambas fracasaron a principios de mayo.

Lo más grave ocurrió cuando la administración de Trump puso en su “lista negra” a la compañía china estella, Huawei Technologies. Ahora, las firmas tecnológicas de Estados Unidos deben pedir permisos especiales al gobierno para poder comerciar con la gigante china.

Huawei anuncia que detendrá el lanzamiento de su dispositivo IA 
Imagen: Bigstock

Desarrolladores de regreso

La semana pasada, se conoció que los estadounidenses que trabajan en desarrollos I+D en la sede de Huawei en China estaban abandonándolas de manera compulsiva. Era una forma de represalia por parte de la compañía asiática ante su inclusión en la black list.

De acuerdo con lo que informaba el Financial Times, Huawei ordenó “cancelar las reuniones técnicas con los contactos de los Estados Unidos y repatriar a los estadounidenses que trabajan en su sede de Shenzhen”, todo en el marco de las tensiones entre el grupo chino de telecomunicaciones y el gobierno de los Estados Unidos.