• En menos de 48 horas, el nuevo trailer de Stranger Things ya ha reunido más de 69 mil reproducciones

  • De acuerdo con Nielsen, citado por el New York Times, su primer capítulo logró 15.8 millones de vistas en tres días

  • Según PWC, la práctica del product placement comenzó tan atrás como el año 1986

Es indudable que Stranger Things es una de las series más exitosas de Netflix. Su segunda temporada fue de las notables excepciones al pobre rendimiento de sus shows originales. Y la compañía ha logrado que la trama trascienda la pantalla chica, con adaptaciones para cómics y videojuegos. Eso sin mencionar que el nuevo trailer de su tercera temporada dominó el ciclo de noticias hace unas horas. Ahora, el programa quiere romper el mundo con Coca-Cola.

De acuerdo con AdAge, Netflix y Coca-Cola han establecido una alianza para promocionar a la refresquera durante la tercera temporada de Stranger Things. Parte de la estrategia será revivir New Coke, una fórmula alternativa lanzada por la marca en 1985. Esta vieja bebida no solo aparecerá como product placement a lo largo de la nueva temporada. Además volverá a estar disponible para el público por un tiempo limitado. Es incierto si la promoción será global.

Hay varias cosas que destacan de esta estrategia. En primera instancia, New Coke estuvo en circulación menos de tres meses en 1985, debido a la mala recepción del público. Además, de acuerdo con el líder global de asociaciones de marketing en Netflix, Barry Smith, la alianza inició como un chiste de los creadores de Stranger Things. Se espera que la desastrosa fórmula de Coca-Cola se integre orgánicamente a la trama de la tercera temporada.

Product placement, ¿el futuro de Stranger Things?

No es la primera vez que Netflix integra un producto a Stranger Things como parte de un trato de product placement. Durante la primera temporada, la marca de waffles congelados Eggo fue parte fundamental de la historia de Eleven. Su inclusión de hecho incrementó las ventas del producto en 14 por ciento. KFC, durante la segunda temporada, tuvo una prominente aparición pagada. Incluso otros agentes de la industria del streaming están usando el modelo.

Y es entendible por qué Stranger Things está aplicando esta estrategia de marketing. Es notablemente rentable. A escala global, se invirtieron 10 mil 548 millones de dólares (mdd) en product placement durante 2014. Y en cifras reportadas por Priceonomics, incrementan el brand awareness entre 20 y 43 por ciento más frente a la publicidad tradicional. Además, hasta tres de cada 10 individuos que ven estos mensajes desean comprar el producto en cuestión.

Por años, Netflix se ha rehusado a incluir publicidad tradicional a su plataforma. Por un lado, hay temores reales que la compañía pierda suscriptores si llega a implementar este tipo de monetización. Al mismo tiempo, varios expertos apuntan que los comerciales son el futuro inevitable del servicio. La integración entre Coca-Cola y Stranger Things podría terminar por convencer a la compañía de streaming que esta estrategia es el futuro de su negocio.

Al mismo tiempo, no se puede olvidar que Stranger Things es una serie que no tiene ratings similares al promedio. No se puede monetizar el product placement a menos que las series originales de Netflix tengan una mayor tasa de visualización. La compañía tiene una buena oportunidad en sus manos para mejorar el estado de sus finanzas. Pero su modelo de negocio no tiene mucho futuro si sus contenidos no adquieren audiencias más grandes rápidamente.