• De acuerdo con Statista, América del Norte lidera los ingresos por esports a escala global

  • En lo que se refiere a países, Estados Unidos y Corea del Sur son las naciones más desarrolladas de la industria

  • La mayoría de ganancias del sector llegan de patrocinios, seguidos de la venta de derechos de transmisión

Como industria, los videojuegos tienen una infinidad de fuentes de ingresos. Por supuesto, está la venta directa de equipos (como consolas y periféricos) y títulos. Sin embargo, también se pueden obtener recursos a través de micro-transacciones dentro de los mismos juegos. A eso hay que sumarle los ingresos por suscripciones y plataformas de streaming. Pero uno de los mercados más prometedores, sin duda, es el de los deportes electrónicos o esports.

Números de eMarketer dicen que los esports ya generan ingresos por 277 millones de dólares (mdd) solo en patrocinios. Junto a distribución, boletos, publicidad, etcétera, sumaron 805 mdd en 2018. Para 2022, según Statista, este entretenimiento tendría más de 600 millones de espectadores. Además son grandes canales de marketing: de acuerdo con Much Needed, casi la mitad de los consumidores están abiertos a mensajes comerciales a través de este entorno.

Así pues, es indudable que los esports son una industria en crecimiento. Ciertamente la aceptación hacia estas transmisiones, tanto en el público como de parte de las marcas, se ha expandido rápidamente. Incluso algunos agentes de la industria aseguran que podría rivalizar, incluso superar, al entorno de los deportes tradicionales. En este contexto, ¿vale la pena construir las condiciones para que la industria le saque el mayor provecho a esta predicción?

Un espacio como ESPN, pero para esports

Varios de los agentes más grandes del sector de los videojuegos ya se han adelantado a esta pregunta. De acuerdo con AP, un grupo de expertos de la industria han destinado más de 17 mdd para financiar una nueva iniciativa de esports. Este proyecto, llamado VENN (Video Game Entertainment and News Network) debutaría en Nueva York y Los Ángeles. Se espera que comience con más de 55 horas de contenido original a la semana, en varias categorías.

Entre los contenidos planeados, se cuenta streamings de jugadores, talk shows, documentales y eventos de esports en vivo. Algunas de las marcas respaldan la iniciativa son Blizzard Entertainment (Overwatch), Riot Games (League of Legends), Twitch y aXiomatic (un grupo de inversión detrás de Fortnite). Se espera que este nuevo canal funcione como una especie de ESPN para los videojuegos competitivos, con el objetivo de presentar un espacio consolidado.

¿Iniciativa con futuro?

Varias compañías más tradicionales están redoblando su apuesta en los videojuegos y los esports. Honda, hace poco, renovó su contrato de patrocinio para la liga de League of Legends. Pizza Hut, por su parte, está invirtiendo fuerte en la Serie de Campeonato Madden NFL 2020. Bumble fue artífice en la creación de uno de los pocos equipos de la industria formado de puras mujeres, mientras KFC intenta explotar el potencial publicitario del sector.

La cuestión principal del asunto es, ¿hay espacio en la industria para un espacio dedicado exclusivamente para esports? Ciertamente son una actividad cada vez más aceptada entre la población en general. Sin embargo, al contrario de los deportes convencionales, algunos incidentes le han provocado muy mala prensa entre ciertos segmentos de la población. Eso sin contar que todavía en muchas instancias se le considera un entretenimiento para jóvenes.

Sin embargo, la visión a futuro de VENN podría dar frutos muy pronto. No se puede crear un ecosistema robusto de la noche a la mañana. Tal vez los esports no disfrutan del ecosistema perfecto para su desarrollo. Sin embargo, el mercado sí está suficientemente desarrollado como para empezar a cerrar filas y consolidar la industria. Así, cuando existan las condiciones perfectas para conquistar el mundo competitivo, ya habrá una base previa donde apoyarse.

Y para las marcas que se suban con anticipación a la tendencia, los beneficios económicos a largo plazo pueden ser muy significativos.

loading...