Como se anticipaba desde hace algunas semanas, Apple dio a conocer durante su primer evento del año un nuevo servicio de videojuegos en streaming. Bajo el nombre de Arcade se trata de una propuesta que promete ser una competencia directa para los desarrolladores más tradicionales como Nintendo así como para aquellas firmas como Google que han iniciado sus planes para capitalizar este lucrativo terreno.

A lo largo de los años, la industria de los videojuegos se ha convertido en un espacio altamente rentable para los inversionistas, según las cifras proyectadas por Newzoo y AAStocks presentadas por Statista, se estima que para este año la cantidad de jugadores ascenderá a 2 mil 471 millones de personas a nivel mundial y se proyecta que esta cifra llegue a 2 mil 725 millones de personas para el año 2021. Actualmente los ingresos de la industria de los videojuegos superan significativamente a los de los otros dos sectores, nuevamente Statista proyecta que para este año las ganancias del segmento asciendan a 81.09 mil millones de dólares a nivel mundial mientas que en el apartado del cine se esperan se espera que los ingresos lleguen a los 49.3 mil millones de dólares para el año 2020.

¿Que ofrece el nuevo servicio de Apple?

Para capitalizar este terreno, la empresa liderada por Tim Cook ha decidido echar mano de la Apple Store, plataforma que se ha convertido en un lugar privilegiado para este tipo de software de entretenimiento. De hecho, a decir de la propia compañía, mediante su tienda de aplicaciones se han vendido más de mil millones de videojuegos, lo que ha convertido a los dispositivos iOS en los más populares en el mundo en cuanto a videojuegos se refiere.

Con este contexto de antesala, llega Apple Arcade, un servicio transversal de gafa que permitirá a los usuarios jugar diversos títulos exclusivos -así como otros con mayor historia- desde cualquier dispositivo conectado a iCloud.

Con la suscripción a este servicio, las personas podrán tener acceso a más de 100 títulos nuevos y exclusivos de la firma de la manzana mordida, con la posibilidad de jugar en modo offline.

  • Para ser precisos, este nuevo servicio se puede resumir en 7 puntos básicos:
  • Todos los juegos disponibles en Apple Arcade son exclusivos.
  • Se añadirán nuevos juegos regularmente.
  • Sin publicidad, sin compras in-app.
  • Disponible en iPhone, iPad, Mac y Apple TV.
  • Se puede jugar offline sin problemas.
  • Ningún juego rastreará tu uso del juego.
  • Se puede compartir en familia sin coste adicional.

Aunque no se dieron detalles sobre precios y fecha exacta de lanzamiento, se sabe que Apple Arcade, llegará a más de 150 países y regiones del mundo, como un servicio que busca entregar a los desaprobadores mayores garantías en términos de monetización, mientras que para los usuarios promete ser una opción con un amplio portafolio de juegos, por los que sólo deberán hacer un pago único mensual.

¿Tiene posibilidades?

Desde USA Today indican que Apple tiene buenas posibilidades para capitalizar esta propuesta como consecuencia del crecimiento en la adopción de iPhone, entendido como terminal de juego.

El reporte de dicho medio indicaba que se utilizan más unidades del iPhone para jugar a videojuegos que unidades de Xbox y PlayStation.

Para ser exactos, la publicación indican que en total, las consolas de sobremesa que están en los hogares de la gente suman unas 300 millones de unidades. Ninguna consola por sí sola ha tenido ventas de más de 200 millones de unidades; sin embargo, cuando hablamos del iPhone, se trata de 900 millones de unidades en uso, que con más frecuencia de la que se piensa se utilizan para jugar.

Es una cifra que demuestra lo grande que puede ser la base de posibles suscriptores a ese servicio de videojuegos, y la consiguiente oportunidad de negocio que está frente a Apple. Lo que queda en tela de juicio es la capacidad de Apple como desarrollador de videojuegos, terreno en donde a intentado blindarse con la colaboración de reconocidos desarrolladores, pero en donde las garantías de éxito son extremadamente volátiles ante la creciente competencia.