• Para finales de 2018, según Statista, Huawei reportaba ganancias anuales por 101 mil 320 millones de dólares

  • Ese mismo año, se calcula que se distribuyeron alrededor de mil 404 millones de smartphones a escala global

  • Junto con Apple, Samsung y la marca china, Xiaomi y Oppo se cuentan como líderes del mercado

El mercado de los smartphones enfrenta momentos complejos. Algunas compañías están arriesgándose a lanzar equipos de gama alta, a pesar de sus bajas ventas generales. El  creciente atractivo de las compañías de menor segmento de mercado empieza a poner nerviosas a las líderes de la industria. A eso hay que sumarle una aparente falta de innovación entre varios de los jugadores más relevantes y los problemas en la cadena de suministro.

Fuera de los conflictos que afligen a cada compañía individualmente, también se percibe una economía floja para el segmento de los smartphones a corto plazo. En cifras de Statista, en 2019 se venderían menos dispositivos a usuarios finales comparado con 2018. Para 2020, las cifras se recuperarían solo modestamente, menos de seis millones por encima del año pasado. También del lado de la oferta, se espera que la producción de teléfonos crezca marginalmente.

Algunos líderes del mercado incluso están empezando a tomar medidas preventivas para sobrevivir a una industria floja de smartphones. El más claro ejemplo es Apple, que está apuesta fuerte por el sector servicios para dejar de depender de sus iPhones. Pero sus más grandes rivales, Samsung y Huawei, van en la dirección contraria y pelean por convertirse en el agente dominante. Por supuesto, el reto de la marca china es más difícil por obvias razones.

Huawei, sin smartphones que presentar (ni mencionar)

Bajo este contexto, la compañía de tecnología asiática llegó a la Exposición Internacional de Radio (IFA) de Berlín. El evento es uno de los pisos de presentación más relevantes para electrónicos de consumo en Europa y escala internacional. De acuerdo con Mashable, Huawei presentó nuevos audífonos inalámbricos y un chip para smartphones. Pero la empresa no relacionó sus productos con ninguno de sus próximos dispositivos insignia, los Mate X y 30.

De hecho, Huawei rechazó responder cualquier pregunta al respecto de los smartphones. Cabe destacar que el Mate X, la propuesta de la tecnológica china en dispositivos flexibles, fue fuertemente promocionado por directivos de la marca en julio pasado. Por su parte, se espera que el Mate 30 salga al mercado este 19 de septiembre. Tanto los audífonos inalámbricos como el chip de la marca tienen parámetros que rivalizan a las ofertas de Samsung y Apple.

¿Retraso justificado o silencio incómodo?

Septiembre se convierte con rapidez en un mes apasionante para el mercado de smartphones. Después de tantos retrasos y fallas, Samsung finalmente lanzará su Galaxy Fold en el transcurso de los próximos días y ya prepara un sucesor. Por su parte, Apple planea volver al segmento low-cost, en parte para reducir el golpe de la baja rentabilidad de sus modelos más nuevos. También compañías como Google y Nokia tienen algunas victorias y novedades.

La pregunta relevante esta vez es, ¿por qué Huawei se niega a hablar de smartphones? Con el lanzamiento de su Mate 30, debería estar haciendo olas y generando entusiasmo alrededor de su nuevo dispositivo insignia. Además, con la atención que recibe el Galaxy Fold de su rival, también podría aprovechar el interés para atraer parte de los reflectores hacia su Mate X. ¿Será que el conflicto de Estados Unidos y China la esté desgastando más de lo que deja ver?

Claro, siempre está la posibilidad que Huawei solo juegue estratégicamente. Al final, tiene el chance de arruinar los lanzamientos de Apple y Samsung si tiene un mejor producto que los de sus rivales poco después de sus presentaciones. Sería una jugada que le beneficiaría a largo plazo, ya que le permitiría alimentar la reputación de su marca con la emoción que genera la rivalidad de marcas. Habrá que esperar a ver qué conclusión es la acertada