Un cambio inesperado: Android tiene un rebranding y dice adiós a los postres

Android
Imagen de Bigstock
  • Android domina el mercado; está en más del 88 por ciento de los smartphone a nivel mundial

  • Se avecina HarmonyOS, de Huawei, que tendría la posibilidad de arrebatarle más de 200 millones de dispositivos

  • Google hizo un rebranding de Android apostando por una imagen más fresca y moderna

El smartphone se ha vuelto en un dispositivo casi indispensable para millones de personas, su popularidad creció gracias a su funcionalidad, misma que se debe en gran medida a la fuente que les permite trabajar: el sistema operativo. Sabemos que Android es uno de los más populares y de mayor presencia en el mercado. Bueno, el OS móvil de Goolge acaba de recibir un rebranding.

Es de dominio público que la de Mountain View nombra a su sistema operativo con base en la letra del abecedario en turno y el nombre de un postre o golosina popular: Apple Pie (A), Lollipop (L), Nougat (N), Oreo (O), o la versión más actual Pie (P), son ejemplo de ello.

Adiós postres

Realmente se había vuelto una costumbre esperar qué postre o dulce elegía Google para nombrar a su siguiente versión de Android, de hecho durante varios años fue parte del marketing para su lanzamiento. Sin embargo esta ha cambiado.

Desde hace meses se habla de la llegada de la versión Q de este sistema operativo, por lo que, además de las filtraciones de las diversas novedades que llegarían con él, también se especuló sobre el denominativo que recibiría.

Google ha presentado oficialmente su nueva versión y ha legado con un cambio radical e inesperado. Android Q se llamará simplemente Android 10 y llega con un ‘regreso’ en la tipografía, color, y logo, una acción de marketing que denominó como: “The Next Evolution of Android”.

De tal forma, Andy, el clásico robot, recibió un look más fresco y se añade el color negro, así como una nueva paleta de colores que servirán para mejorar el contraste y que seguramente jugarán con el resto de las marcas de Google que, aunque fue presentado el día de hoy, se hará completamente efectivo cuando realicen el lanzamiento oficial en algunas semanas.

El argumento de la tecnológica tanto para el cambio de color y nombre de la nueva versión de Android es escuchar y ofrecer una mejor comunicación con el consumidor, esto debido a que los postres o dulces no siempre son entendidos en todos los países y el color verde puede resultar complicado de captar para personas con alguna discapacidad visual.

Android-10-paleta de colores
Imagen: Google

Un mercado jugoso

Renovarse es parte importante de las marcas y para Android lo será también. Actualmente el mercado global de sistemas operativos está valorado en más de 35 mil millones de dólares, de acuerdo con datos de Statista.

Y, aunque el sistema operativo para móviles de Google es el de mayor presencia, se estima en alrededor del 60 al 65 por ciento del mercado global de OS (tanto móviles como computadoras), y llega al 88 por ciento en el segmento de smartphones, según cifras de Gartner, esto no quiere decir que tenga su posición segura.

La importancia del rebranding

No sólo hablamos de la competencia que recibe por parte de iOS de Apple para los iPhone y iPads, su principal rival en cuanto a funcionalidad y prestigio de marca, sino que hay otros actores.

Y no nos referimos a Windows Phone, Hada, RIM u otros que tiene una participación mínima, sino de la casi inminente llegada de HarmonyOS, el sistema operativo para móviles desarrollado por Huawei.

La apuesta de este software es responder a la presión estadounidense y reducir así su dependencia de Google, de hecho, muchos ven como el lógico sucesor de Android en sus smartphones, algo que supone un riesgo si consideramos que la tecnológica china espera vender unos 270 millones de teléfonos inteligentes al cierre de este año.

Desde Google se están tomando en serio las palabras de Ren Zhengfei -CEO y fundador de Huawei-, que hace mas semanas dijo que su sistema operativo sería hasta un 60 por ciento más rápido que Android y se conectaría a través de múltiples dispositivos inteligentes, desde autos hasta teléfonos.