• La firma Victory Medium, responsable de la investigación, señala que esta práctica es común en varias compañías

  • Junto con la plataforma de streaming, también la llevarían a cabo JetBlue, Wish y el Washington Post

  • Según el sitio de VoD, la protección de datos es una prioridad para su negocio

La cuestión de la privacidad es particularmente sensible para los servicios digitales. Claro, hoy en día cualquier compañía puede ser víctima (o culpable) de un escándalo que resulte en miles de perfiles de usuarios circulando por la web. Sin embargo, las plataformas que se alojan en el internet de forma nativa suelen estar más bajo la lupa de la industria por su misma naturaleza. Lo anterior, por supuesto, afecta también a las exitosas compañías en el sector del streaming.

Este contexto es relevante por las noticias que trae The Verge. Un nuevo reporte señala que una plataforma de streaming habría expuesto los datos personales de millones de usuarios. En concreto, de aquellas personas que se recién abrieron una cuenta en el servicio. Una vez que recibieron e hicieron click en el enlace de verificación de correo, detalles sensibles se enviaron en automático a plataformas externas. Entre ellas, las gigantes Facebook, Google y Twitter.

Quibi es la plataforma de streaming en medio de este escándalo. La compañía se lanzó en los Estados Unidos (EEUU) hace solo un mes, con una propuesta de negocio enfocada a series y filmes divididos en fragmentos de 10 minutos o menos. En una declaración a Variety, la marca dijo que ya está consiente del problema y ya lo ha corregido. Sin embargo, el reporte original apunta que es poco probable que la compañía no supiera sobre esta controversial mecánica.

Privacidad y streaming

No es la primera vez que una plataforma de este mercado se ve envuelta en un escándalo de privacidad. Zoom desde hace semanas que lucha con los reportes de que su plataforma de streaming en vivo filtra datos personales y videos privados al internet. El año pasado, YouTube tuvo que pagar unos 170 millones de dólares (mdd) por vulnerar la información de menores de edad. Y Amazon, dueña de Prime Video, tiene infinidad de ejemplos y desafíos en su historia.


Notas relacionadas


La equivocación de Quibi es muy seria, en especial debido a las condiciones del mismo sitio de streaming. Como la más reciente propuesta de negocio en el mercado, su prioridad debería ser probar que su sistema es mejor que el de Netflix, Amazon, Apple o Disney. Por supuesto, su apuesta más grande está en la llamativa forma en la que decide distribuir sus contenidos. A la vez, como ya se dijo, la privacidad es una cuestión prioritaria a lo largo de todo el mercado.

A eso se le debe sumar que ya hay varias legislaciones internacionales establecidas que dan certidumbre al acercamiento que debe haber en torno a la privacidad. Incluyendo, claro, a las compañías de streaming. Se le debe reconocer a Quibi su disposición a identificar, aceptar y corregir su equivocación, pues no muchas empresas logran reaccionar con semejante rapidez. Pero, por el bien de su ya afectada imagen, no tendría que haberse equivocado para empezar.

Otros problemas en el sector

Si bien se trata de una prioridad, la privacidad no es la única cuestión que las compañías de streaming deberían de observar. Ante la llegada de varios filmes directo a Video-On-Demand (VoD), múltiples productoras han tenido roces agresivos con cines tradicionales. A eso se le tiene que sumar el “robo” de ejecutivos de alto rango y creativos influyentes entre diferentes plataformas. A eso se deben sumar algunos retos técnicos surgidos de la crisis sanitaria.

A pesar de estos desafíos, la industria del streaming es todavía una de las más llamativas para las marcas. De acuerdo con Allied Market Research, el sector debe generar ingresos por 149 mil 240 millones de dólares (mdd) para 2026 a escala global. Grand View Research estima una tasa de crecimiento compuesto anual promedio de 20.4 por ciento entre 2020 y 2027. Y según Statista, para 2024 debería haber más de mil 306 millones de suscriptores en todo el planeta.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299