Acostúmbrate a ver Netflix (y otras plataformas) en baja calidad por un buen tiempo

Esto no necesariamente es malo, sino una medida que están implementando las principales compañías tecnológicas de distribución de video vía streaming como Netflix, Amazon Prime Video y YouTube.

Sabemos que la emergencia global derivada del coronavirus COVID-19 ha provocado que en muchas ciudades y países del mundo se decrete una cuarentena obligatoria para que sus poblaciones se queden en casa para reducir el nivel de contagio y, en gran medida, a que el número de casos se detenga y reduzca.

Bueno, a medida que esto ha crecido, firmas como Netflix han anunciado que reducirían la calidad de la transmisión de sus videos, como una medida para ayudar a que no se sature el ancho de banda en cada uno de los sitios donde ha incrementado el consumo de este tipo de contenidos.

Aplica en México y en gran parte del mundo

En las últimas semanas hemos escuchado o leído acerca de que las principales plataformas como Netflix, Amazon Prime Biden y YouTube. En el caso de la firma de Los Gatos, California, reducirá el tráfico de red para la reproducción de video en un 25 por ciento.

De acuerdo con la compañía, en un comunicado citado por diversos medios, esto no quiere decir que, como tal, se traducirá en una reducción de la calidad. “Si sabes de calidad de video, notarás una leve disminución dentro de cada tipo de resolución, pero igual recibirás la calidad de video por la que pagaste”, señala.

Se detalla que la medida aplicará por 30 días en todos los mercados de Latinoamérica donde está presente el servicio, aunque cumplido ese periodo, se podría extender an ciertos mercados que así se requiera. De esta manera siguen las medias implementadas primero en Europa, Australia, Argentina y recientemente en Estados Unidos.

Según Netflix, se trata de una reducción de del tráfico asegurando que la calidad Ultra HD, Full HD o Estándar -dependiendo el paquete adquirido- se mantendrá. Pero, en realidad si sucederá esto, es decir, habrá una menor tasa de bits en el video, lo que se refleja en una menor calidad de nitidez, color y otras cualidades de la imagen.

Todas las plataformas de video streaming

Así como Netflix, YouTube confirmó el martes que la transmisión de sus contenidos en video serán en “definición standard” durante los siguientes 30 días y esta política se implementará a nivel global.

“Continuamos trabajando estrechamente con los gobiernos y los operadores de redes de todo el mundo para hacer nuestra parte para minimizar el estrés en el sistema durante esta situación sin precedentes”, dijo un vocero de Google a ABC News.

Esta medida se hace extensiva con Facebook e Instagram, ya que la compañía dirigida por Mark Zuckerberg también dijo que van a reducir la resolución en bits de los videos que se publican en sus plataformas, con el objetivo de no sobrecargar las redes durante este periodo de aislamiento obligado a raíz de la pandemia de coronavirus.

Lo mismo sucede con Amazon Prime Video, que en España ya anunció que redujo la tasa de bits de los videos que ofrece en su plataforma, por lo que se espera que esto se replique en otros mercados. Algunas fuentes señalan que Disney+ también se está sumando a la medida.

Todo por no dejarnos sin contenidos

Se dice que uno de los pocos sectores que han resistido e incluso han visto un impacto positivo a causa del brote de coronavirus en el mundo, es el del consumo de contenidos de video streaming, tanto que las acciones de Netflix y Amazon han ganado un terreno significativo en los mercados bursátiles en el último mes.

La razón de esto es el incremento del consumo, y para muestra basta un par de ejemplos. De acuerdo con datos de Nielsen, citados por The New York Times, en Corea del Sur se incrementó un 17 por ciento el consumo de televisión -incluye televisión en vivo, video on demand, streaming y videojuegos-, mientras que en Italia fue de 6,5 por ciento y en Nueva York, Estados Unidos, un 8 por ciento.

Así como en estos países, el efecto se ve en todos los que ya se encuentran bajo presión por el coronavirus, por lo que el ancho de banda es una preocupación para gobiernos y empresas. Aunado al incremento de demanda por efectos de entretenimiento, también las labores de Home Office es un factor que muchos advierten como factor de riesgo para un colapso de internet.

La preocupación de las empresas es real, el objetivo es “garantizar la conectividad de todos”, esto no sólo es en beneficio de todas las personas que se encuentran en aislamiento voluntario u obligatorio, sino en el negocio mismo de la industria del video streaming, ya que mantener su funcionalidad es vital para que siga resistiendo y posicionándose como una de las pocas ganadoras a raíz de esta emergencia global de salud.