• Stankey aseguró que su streaming proporciona una mayor utilidad a las familias

  • Asimismo, afirma que HBO Max tiene contenidos óptimos para cualquier edad

  • Por otro lado, pasa de alto que muchas de las superproducciones del año fueron infantiles

La guerra por la dominancia del streaming pasó, en unos pocos meses, de ser una Guerra Fría a un conflicto abierto entre marcas. Varios agentes están presionando a agentes como Netflix a poner anuncios para sobrevivir a un entorno más competido. En las principales premiaciones de Hollywood, las plataformas luchan entre ellas y contra el cine/TV tradicional por el respeto y reconocimiento del público. Mientras tanto, otras se alían entre sí para mantenerse relevantes.

Ciertamente se espera que el próximo año se convierta en una verdadera batalla campal en la industria del streaming. El Washington Post espera que a mediados de 2020 el indicador S&P 500 incluya a estos servicios en su clasificación. CNBC cree que los próximos 12 meses solo serán un calentamiento para un enfrentamiento de vida o muerte a mediano plazo. Por su lado, agentes como Forbes ya tratan de adivinar qué empresas triunfarán y fracasarán a futuro.

Todavía es muy temprano para decir con seguridad qué servicios podrán sobrevivir, cuáles se harán los líderes de la industria y cuáles dejarán de existir. Por el momento, todas las opciones están suficientemente bien financiadas, han tenido un buen arranque o están bien cimentadas, y poseen el respaldo de una considerable base de fans. Sin embargo, algunos de los líderes del mercado no temen comenzar a poner en duda, públicamente, el modelo de sus rivales.

Un golpe bajo contra el streaming de Disney+

El ataque, en esta ocasión, vino de John Stankey, el CEO de WarnerMedia. La división de AT&T está, entre otras cosas, a cargo de la plataforma HBO Max y su contenido. De acuerdo con AdAge, el experto aseguró que Disney+, la oferta de la casa del ratón, tiene un atractivo menor que su propia oferta. Esto, apuntó, porque este servicio esta hecho solo para niños y adolescentes. Así pues, su audiencia potencial es mucho más reducida que la competencia.


Notas relacionadas


Las declaraciones de Stankey fueron captadas durante la Conferencia UBS Global TMT. El CEO de WarnerMedia recalcó que Disney+ “es un buen producto. Han hecho un buen trabajo. Pero el atractivo más fuerte de la plataforma es para los jóvenes de la familia. Su fuerza para satisfacer a otros miembros no es tan profunda”. El experto de inmediato comparó la oferta de su rival con la de HBO Max, que tiene series y películas para un grupo más amplio de gustos.

Valor económico de la audiencia joven

No es la primera vez que las plataformas de streaming intercambian golpes y ataques entre sí. Para inicios de octubre, Disney suspendió sin más los anuncios de Netflix a lo largo de sus canales y proyectos. Amazon sufrió a su vez un fuerte contratiempo cuando ésta última se alió con su peor enemiga de retail, Alibaba, para distribuir contenidos. En su momento, YouTube también se anotó un punto a su favor cuando anunció que iba a producir videos interactivos.

Los comentarios del CEO de WarnerMedia hacia Disney+ pueden tomarse de dos maneras. Es cierto que el catálogo de esta plataforma está muy enfocada al público más pequeño. Incluso las propuestas de Marvel, aunque populares, ciertamente se hacen con un sector adolescente en mente. En este sentido, es cierto que otros servicios de streaming tendrían un atractivo más variado gracias a su biblioteca más extensa. Pero este razonamiento tiene un error crucial.

Tener una audiencia más diversa no necesariamente significa más suscriptores. Y el público infantil es claramente un segmento llamativo para las plataformas de streaming. Hay ejemplos que, como Netflix, tratan de impulsar el crecimiento al llamar la atención de los consumidores más jóvenes. En este sentido, no es realmente necesario que Disney+ llame a toda la familia. Ciertamente sería, irónicamente, un plus. Pero no es parte crucial para su éxito en el mercado.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299