• Para mediados de 2018, YouTube tenía alrededor de mil 800 millones de usuarios mensuales activos

  • Bandersnatch fue la primer película de la franquicia Black Mirror, estrenada en diciembre de 2018

  • El 10 de abril se espera que Netflix estrene su segunda película interactiva para adultos, You vs Wyld

Entre el público general, la película Black Mirror: Bandersnatch fue un éxito rotundo. La obra no solo estuvo a la altura de tono sombrío que caracteriza a la franquicia. Además, Netflix logró gran reconocimiento por su implementación impecable del estilo “escoge tu propia aventura” a través su plataforma de streaming. El éxito fue tal que no solo se ganó una demanda. Ahora, hasta YouTube está planeando utilizar la exitosa fórmula en su servicio.

De acuerdo con Adage, la plataforma de video quiere desarrollar su propia plataforma para contenidos interactivos. El objetivo último de YouTube sería incrementar su audiencia. Y así, también incrementar los ingresos que recibe por su negocio publicitario. La iniciativa será liderada por Ben Relles. Todavía no se sabe cómo se ofrecería la experiencia a los usuarios.

Susanne Daniels, directora de contenidos originales de YouTube, reafirmó el entusiasmo de la compañía hacia el nuevo proyecto. Aseguró que, hoy en día, la industria tiene las herramientas para “crear y contar historias interactivas y con varios niveles de profundidad. Ben tiene un entendimiento intuitivo y experimentado de cómo nuestra plataforma puede mejorar el contenido. Es la opción perfecta para desarrollar esta emocionante nueva división”.

La estrategia de YouTube

Dentro del mercado de streaming de video, la compañía de Google es aún la más poderosa. De acuerdo con Statista, la plataforma tenía una penetración del 92.1 por ciento dentro de la población estadounidense. A escala global, es la segunda red social más utilizada solo por debajo de Facebook. Pero la marca se ha quedado atrás de sus competidoras en los últimos meses. La Guerra Fría en la industria está tomando caminos que YouTube no está siguiendo.

Netflix, Amazon y Hulu están apostando al contenido original para asegurar la preferencia de su público. Y no se conforman con producir series y películas con su equipo interno. Todos los rivales de YouTube están firmando contratos de exclusividad con los artistas más talentosos. Mientras tanto, la plataforma no solo no está se suma a la tendencia. Además, está sufriendo una transformación que favorece los productos multimedia de otras grandes compañías.

Además, parece que también está muy por detrás de las incursiones de esta Guerra Fría del streaming. Este fin de semana, Netflix le asestó un golpe definitivo a Apple al restringir la compatibilidad con el sistema AirPlay. Por su parte, Hulu presentó un plan para incrementar sus ganancias publicitarias. Y Amazon le apuesta a revivir películas de culto con nuevas series que expandan en la franquicia. YouTube, por su parte, enfrenta varias controversias internas.

Videos interactivos, ¿una buena idea para una plataforma con anuncios?

Bandersnatch no fue una pionera en su campo. El estilo de aventuras y pseudopelículas donde las personas pueden influir en la historia con sus decisiones ya había sido perfeccionado por ciertas compañías en la industria de los videojuegos. La gran aportación de Netflix al segmento fue llevar estas creaciones a los reflectores de la población general. Sin embargo, las condiciones del servicio de streaming son muy distintas a las de YouTube.

Justo por estas diferencias, el plan de YouTube de lanzar series interactivas podría no ser la mejor idea. Para empezar, Netflix tuvo años para perfeccionar la técnica. En su catálogo tiene ya varias ofertas, muchas de ellas para el público infantil. La tecnología que tiene en su servicio le permite a los usuarios disfrutar una experiencia sin retrasos por tiempos de carga. A la compañía de Google podría llevarle mucho tiempo desarrollar herramientas similares.

Pero más importante aún, Netflix es un servicio libre de anuncios. Bandersnatch triunfó porque permitía ver una película, de principio a fin, sin interrupciones de carga. Y sin interrupciones publicitarias. Por las declaraciones de YouTube, es claro que desean monetizar sus creaciones interactivas. Si la experiencia de los usuarios se detiene cada pocos minutos para un mensaje comercial, tal vez no tengan tantas ganas de continuar hasta el final.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.