• Apple es todavía, de acuerdo con Statista, considerada la marca más valiosa de todo el mundo

  • En China, la tecnológica solo sostiene un 6.7 por ciento del mercado total de smartphones en todo el país

  • Según World Atlas, fuera de EEUU, la nación asiática es la principal productora de sus dispositivos en el mundo

El coronavirus ha probado ser uno de los enemigos más duros a vencer para la economía del gigante asiático rival de Estados Unidos (EEUU). Si bien tiene un plan de contención, la retailer Alibaba espera tener un pésimo rendimiento financiero en los próximos meses a raíz del esta emergencia de salud. El gobierno de China también llego al extremo de desinfectar y hasta quemar dinero en efectivo para detener las infecciones. Y ni hablar del impacto al transporte.

Pero los efectos del coronavirus en la economía de China van más allá de los problemas de una de sus marcas más fuertes o medidas que parecen ridículamente exageradas. De acuerdo con Fortune, los productores de alimentos están en una etapa de caos, provocando un nivel de inflación sin precedentes. Foreign Policy cree que sus compras de energía a EEUU podrían también dejar de suceder. Según The Verge, han varios lanzamientos cancelados o atrasados.

Si bien el resto de los países del mundo parecen aliviados que los efectos del coronavirus, al menos los peores, estén contenidos en China, eso no significa que sea lo mismo para marcas. Hay varias compañías de presencia internacional para las que esta región es una de las más provechosas e importantes en su modelo de negocio. Para ellas, la baja actividad económica en la región es realmente una amenaza a su viabilidad de operación. En especial para Apple.

Tim Cook se resigna a un pésimo trimestre por el coronavirus

De acuerdo con Reuters, la compañía de tecnología acaba de hacer una dura declaración a sus inversores, rivales y el público en general. Apple espera no alcanzar sus expectativas de crecimiento para el presente trimestre, que debería acabar en marzo. Esto, debido a que el coronavirus está afectando significativamente tanto sus ventas como su operación en toda China. No reveló exactamente qué tan grave espera que sea el golpe a sus finanzas globales.


Notas relacionadas


El problema no es solo que la producción de productos en China se haya suspendido de forma temporal, o que las ventas retail vayan en picada dentro del país. Apple reafirmó que muchas de sus fábricas de hecho ya retomaron actividades. Sin embargo, la velocidad de producción no está recuperándose tan rápido como se esperaba. Al inicio, antes del brote por coronavirus, Apple creía que en marzo reportaría ingresos trimestrales de 67 mil millones de dólares (mdd).

¿Hay esperanza para una recuperación del coronavirus a corto plazo?

Junto con Apple, ya se han mencionado múltiples marcas que se vieron duramente afectadas por el coronavirus. El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona tuvo que ser cancelado tras la salida de decenas de marcas que se rehusaron a asistir. Hace una semana, Burberry señaló que sus operaciones en la zona seguían notablemente paralizadas por la enfermedad. Incluso en México, el banco central informó que ya se empiezan a sentir afectaciones a la economía.

Ante este oscuro panorama, ¿será posible que Apple remonte el coronavirus y pueda dar el rendimiento estelar que había calculado? Por desgracia, es poco probable. El que la marca ya haya aceptado públicamente esta derrota, cuando hay aún algunas semanas para recuperar la situación, es un indicador muy negativo para la compañía. También hay que recordar que China aún parece casi rebasada por la severidad y crecimiento de este patógeno en su país.

La cuestión no es si Apple podrá recuperar el actual trimestre. En realidad, la pregunta debería ser si es posible que la compañía tenga un buen 2020 con un precedente tan grave como el que representa el coronavirus. Ya con la guerra comercial entre EEUU y China, muchas marcas habían planteado el salir de este país para que no se perturbaran sus operaciones. En estos meses que siguen, se verá si la inversión de la tecnológica para entonces fue suficiente o no.