• De acuerdo con Worldometers, el coronavirus ya cuenta con más de 70 mil casos de infección en todo el mundo

  • Hasta el momento, no parece haber ningún caso registrado en ningún país de América Latina

  • Luego de China, el mayor número de enfermos se encuentra en Singapur, con unos 77 pacientes

Ya a varias semanas de haberse declarado una emergencia de salud pública internacional, el coronavirus continúa haciendo de las suyas. No solo parece ser el mejor aliado de los Estados Unidos (EEUU) en su lucha por ganarle a China el poderío económico global. También hizo que el gobierno en Pekín tome radicales decisiones como desinfectar y hasta destruir el dinero en efectivo. Asimismo, ha provocado ataques de pánico y muestras de solidaridad con el país.

Pero en donde el coronavirus ha demostrado su mayor impacto es en la industria retail de China. De acuerdo con el New York Times, el miedo al brote ha reducido significativamente el número de turistas a todo el país, así como provocado el cierre masivo de tiendas. S&P Global  señala que este mercado, así como el de lujo, son los que más han sufrido por este patógeno. Y de acuerdo con Forbes, las ventas de empresas como Apple se desplomarían a corto plazo.

No es difícil imaginar por qué se tiene un panorama tan oscuro. La gran mayoría de las ventas en el sector retail están motivadas por las visitas masivas de personas a las tiendas. Pero con todo el mundo encerrado en su casa por miedo al coronavirus, es lógico que la actividad se haya desplomado tanto. Pero no todo está perdido para estos negocios. Y es que una marca está decidida a resolver este complejo desafío a como dé lugar: la gigante de ventas Alibaba.

Un plan a prueba del coronavirus

De acuerdo con The Drum, la archienemiga de Jeff Bezos y Amazon está lista para hacerle frente al brote y reactivar la economía retail de China. A través de su plataforma Tmal, Alibaba quiere proporcionar una serie de herramientas a los negocios del país para reducir el impacto del coronavirus en sus negocios. Se trata de un paquete de apoyo que reduciría el costo de las empresas para empezar a operar a través de ecommerce. Y así vender productos sin contacto.


Notas relacionadas


Entre los beneficios que le va a ofrecer Alibaba a los negocios está un significativo descuento a la tarifa de sus servicios durante la primera mitad del 2020. Asimismo, dejará que las marcas afectadas por el coronavirus instalen su herramienta de configuración completamente gratis. Se espera además que haya descuentos en renta de almacenes y cuotas logísticas durante todo febrero. Además, se quitarán ciertas tarifas para importaciones y exportaciones globales.

Cómo convertir una crisis en una oportunidad de negocio

A medida que el coronavirus parece volverse una parte regular de la vida en China y el resto del mundo, algunas compañías se han lentamente ajustado a esta situación. Por ejemplo, la automotriz Toyota informó hace unas horas que iba a reanudar sus operaciones en el país, en al menos tres de sus cuatro fábricas locales. Algunas marcas más pequeñas, en su esfuerzo por reducir el estrés de la comunidad afectada, ha realizado gestos agradables (y muy virales).

El último esfuerzo de Alibaba ante el coronavirus muestra la verdadera genialidad de la marca. Casi todo el mundo está mirando el brote como una desgracia. Y no es que no lo sea, pero es también un reto para que las empresas encuentren soluciones creativas a los desafíos que hoy están enfrentando. La misma retailer dijo hace unos días que su negocio estaba en riesgo de reducir significativamente sus ventas a lo largo de todo el 2020. Esta iniciativa fue su solución.

Una solución que, además, podría conseguirle clientes importantes para el futuro a largo plazo. Y es que lo que está haciendo la gigante china es mostrarle a otras empresas del país que se puede contar con su ingenio y logística incluso en momentos tan difíciles como el coronavirus. Esta promesa, demostrada con acciones, será una de las mayores armas de marketing que esté a su disposición. Una que le ayudará mucho en su eterna guerra global con Amazon.