• El coronavirus ya superó las 1,300 muertes.
  • Un estudio de Goldman Sachs determinó que los ingresos de México se verían afectados por la caída en el precio del petróleo de exportación, debido al coronavirus.
  • El Banco de México estimó, en su primer comunicado monetario del año, que el brote del virus de Wuhan dota de incertidumbre a la actividad económica del país.

 

La sorpresiva aparición del coronavirus tomó como por sobresalto a todo el mundo, ante todos a China que apenas se tuvo noticias de la cepa, el país asiático intentó combatir el brote del nuevo virus, las medidas del gobierno chino no fueron suficientes para detener el avance de la enfermedad nacida en Wuhan. En Egipto ya se registró el primer caso confirmado de coronavirus, y en Francia ya se presentó la primera muerte por el virus fuera del continente asiático.

La nueva cepa ya superó las 1,300 muertes, de acuerdo a Euronews, tan solo el jueves pasado se registraron 242 muertes. Hasta el 13 de febrero, el total de infectados era superior a las 60 mil personas de acuerdo al gobierno chino. Por ahora china sigue detenido a consecuencia de sus medidas de control para frenar la enfermedad y como es natural las afectaciones del coronavirus no solo se traslucen en la vida social, sino que ya tiene un impacto monetario y en algunas compañías. El brote del COVID-19 también está infectando a la economía mundial.

Los impactos del coronavirus ya llegaron a México y no en números de contagios sino en números negativos de finanzas.

México afectado por Coronavirus

Aunque México sería la economía de América Latina menos afectada por la desaceleración de China, provocada a su vez por la emergencia sanitaria, el país ya presenta un efecto negativo en las finanzas públicas, a consecuencia del menor número de ingresos por petróleo, resultado de una caída en el precio internacional del hidrocarburo. Esto de acuerdo al estudio “Mapeando los canales de transmisión e impacto del brote del coronavirus en América Latina”, realizado por analistas de Goldman Sachs.

El estudio precisa que “los ingresos públicos de México se verían afectados por la caída en el precio del petróleo de exportación, sobre todo en el contexto de una menor producción de Pemex. Eventualmente se propagaría la transmisión a la economía mexicana a través de un menor gasto fiscal, dado que disminuiría los ingresos generados por el hidrocarburo”.

Estiman que la desaceleración económica de China, por el coronavirus, tendrá como resultado la detonación de la caída en los precios internacionales del petróleo. A esto podemos agregar lo comunicado por el Banco de México, que estimó en su primer comunicado monetario del año que el brote dota de incertidumbre a la actividad económica del país, puede traer menores precios internacionales de los energéticos.

Afectaciones a Latinoamérica

Según el estudio de Goldman Sachs, la economías sudamericanas son las más afectadas por la desaceleración de China, entre los factores que puede influir en la afectación de las economías son los precios globales de commodities y la dependencia de cadenas de suministro y turismo. Hablamos de países como Argentina, Brasil, Colombia y Ecuador. Chile y Perú son los países con más exposición a estos cambios.

Aunque México no es un país sujeto a ninguna de estas variables, sí está expuesto a las cadenas de suministro para exportación. Este impacto es una escenario hipotético, parte de la suposición de que China podría caer en 1.6 puntos en el PIB, esto durante el primer trimestre.

Ante esta caída la recuperación vendría en los siguientes tres trimestres. De acuerdo a la estimación de Goldman Sachs, China tendrá un crecimiento anual de entre 4 a 5.6 por ciento.

El panorama que se está haciendo alrededor del coronavirus es complicado, aunque ya hay compañías que están retomando sus sedes productoras en el país asiático, que la contención del gobierno chino ya muestra avances con una disminución de enfermos diagnosticados y que ya se habla de un fármaco que podría combatir la cepa, aún así el futuro aún se ve complicado. Ahora solo podemos ahondar sobre supuestos, el paso del tiempo nos traerá el diagnóstico exacto que no dejó este nuevo virus, y las cifras reales de sus afectaciones al PIB mundial.