• Foxconn se negó a comentar en “políticas específicas de producción” por una cuestión de seguridad de negocio

  • Al mismo tiempo, la compañía aceptó que se está vigilando muy de cerca la situación del coronavirus y sus posibles efectos 

  • La ciudad de Wuhan, al centro de la provincia de Hubei, se ha convertido en el peor centro de infección a escala global

El coronavirus y su rápida propagación no es ninguna broma. De acuerdo con la BBC, esta mañana subió la cuenta de muertos a al menos 106 en todo el mundo, mientras que ya hay más de cuatro mil 500 infectados. Según cifras del New York Times, más aeropuertos en el mundo están llevando a cabo acciones de revisión a los pasajeros, para evitar más contagios. Y según The Guardian, ni siquiera el bloque europeo ha podido escapar de esta amenaza.

Por supuesto, hay temores más allá del ámbito de la salud. En los últimos días, el coronavirus ha amenazado con destrozar también la actividad comercial de varias marcas. Algunas marcas han visto sus acciones desplomarse como resultado de esta enfermedad. Otras han tenido que ponerse en alerta, suspendiendo viajes de trabajo a China y y el resto de Asia. También se han visto casos de estrategias de marketing que se han visto arruinadas por este incidente.

Así pues, el coronavirus está teniendo un impacto comercial, social y humano muy alto. No por nada muchos gobiernos están en modo de emergencia para intentar limitar el impacto que puede tener esta enfermedad. En este mismo sentido, algunos analistas han dado a conocer que la disrupción a las actividades de las empresas podría afectar a algunas más que otras. No solo por viajes cancelados, sino por la interrupción de actividades como la manufactura.

Foxconn habla sobre el coronavirus y Apple

Durante la mañana, se reportó que la compañía de Tim Cook podría verse directamente bajo la amenaza de esta enfermedad. Esto porque la expansión del coronavirus podría traducirse en la suspensión de actividades en varias fábricas de una de sus principales aliadas, Foxconnn. Incluso se llegó a sugerir que el patógeno interrumpiría por completo la estrategia de Apple para inundar el mercado con sus iPhones. En especial la versión más económica del teléfono.


Notas relacionadas


Pero es posible que se haya sobreestimado la capacidad de la aliada de Apple. De acuerdo con The Verge, Foxconn desmintió que la producción de iPhones y otros proyectos de la marca estén en riesgo por el coronavirus. La empresa aceptó que sus jornadas diarias son un poco distintas gracias al efecto de la destructiva enfermedad. Sin embargo, apuntó que no se espera que la producción se retrase y no puedan cumplir su compromiso con la tecnológica.

¿Hay que confiar en Foxconn?

Como ya se dijo, múltiples marcas están sintiendo en carne propia el efecto del coronavirus. S&P advirtió hace poco del efecto que podría tener la enfermedad en la economía global. Una marca de pharma, en cambio, dice tener una solución contra este patógeno. Dentro de China, las empresas del sector lujo se han mostrado especialmente preocupadas por el efecto del incidente. Y en Huawei, uno de sus eventos tuvo que suspenderse por el riesgo de contagio.

Volviendo al caso de Foxconn, ¿habría que confiar en lo que dice la empresa? Al fin y al cabo, ni a compañía ni a su aliada tecnológica les conviene revelar que el coronavirus afecta en el proceso de manufactura. En este sentido, no sería muy brillante revelar estas barreras a menos que sea perfectamente necesario. De lo contrario, el efecto que tenga en la reputación de marca sería aún mayor que el que potencialmente tiene ya este rápido y mortal padecimiento.

Por otro lado, sería demasiado pronto como para que ya empiecen a haber afectaciones de gran calibre en las actividades de las empresas. Es cierto que el gobierno de China, así como el de otras naciones en Asia, están imponiendo medidas preventivas de cuarentena. Pero no es como que ya estén en forma las políticas más duras de aislamiento de enfermos. Así que, mientras  el coronavirus no sea un fenómeno más extenso, se puede creer en su palabra.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299