Si la guerra comercial se sale de control, Apple tiene una estrategia: el “plan T”

Alivio en Apple: gracias a una megafábrica de Foxconn en Taiwán, la marca de Cupertino puede ensamblar fuera de China los iPhone con destino a los Estados Unidos.

Apple
Foto: Bigstock
  • La disputa entre Estados Unidos y China amenaza con afectar la producción de Apple en el gigante asiático.

  • Si eso sucede, la marca de Cupertino tiene un plan.

  • Mudar toda la producción a Taiwán: Foxconn puede hacerlo.

La guerra comercial entre los Estados Unidos y China ha avanzado hasta niveles insospechados, incluso para los más expertos analistas internacionales.

Lo que comenzó como una batalla de amenazas de aranceles y tarifas a comienzos de 2018, fue escalando hasta generar un desequilibrio mundial en materia de comercio exterior que está al borde de provocar alteraciones irreversibles.

En este contexto, una de las compañías más afectadas es la poderosa Apple, que manufactura en China buena parte de su producto estrella: los iPhone.

Sin embargo, una buena noticia llega desde la compañía con sede en Cupertino, California: Apple tiene la capacidad suficiente para que todos sus teléfonos inteligentes que llegan al mercado de los Estados Unidos puedan ser ensamblados fuera de China, si se hiciera necesario.

Para esto, hay un aliado estratégico clave: Taiwán.

El “plan T”

Según Bloomberg, la compañía Hon Hai Precision Industry Co, socia taiwanesa de Apple, puede ensamblar la gran mayoría de los teléfonos inteligentes de la marca en Asia, sin depender de las plantas en China continental.

“El jefe de la división de semiconductores y presidente de Hon Hai, Young Liu, dijo esto en una sesión informativa para inversionistas en Taipei este mismo martes”, publicó el medio estadounidense, y agregó: “Hon Hai apoyará a Apple si necesita más producción, puede hacerlo”.

Bigstock

Hon Hai, que opera como Foxconn Technology Group, más conocida como Foxconn, es una de las compañías que integra el top 10 de las más grandes del mundo por cantidad de empleados: 803 mil (dato de 2017).

Fabrica productos electrónicos para decenas de empresas de todo el mundo y tiene el 75% de su capacidad manufacturera en China.

“El 25% de nuestra capacidad de producción está fuera de China, podemos ayudar a Apple a responder a sus necesidades en el mercado estadounidense”, dijo Liu, agregando que ahora se están realizando “nuevas inversiones en la India que también le servirán a Apple”.

Si bien Apple no le ha dado indicaciones a Hon Hai para que traslade la producción fuera de China, Liu dijo que la empresa está en condiciones de hacerlo “rápidamente”.

Foxconn se encarga esencialmente del ensamble del iPhone. Además, Apple tiene acuerdos con Pegatron, que produce principalmente electrónica de consumo, computación y comunicación.

Otras compañías chinas con relación con Apple son Sunwoda Electronic, con sede en Shenzhen, que proporciona las baterías; y también BYD Electronic.

Y hay más: AAC Technologies (fabricante de receptores, módulos de altavoz miniaturizados, micrófonos), Cathay Tat Ming Precision Metal Products (producción de metales), Chengdu Homin Technology (piezas de contacto de la batería, elemento de protección) y China Circuit Technology (circuitería).

No está claro si Apple podrá reemplazar todos estos fabricantes, o si solo el ensamblaje a cargo de Foxconn.

Samsung se fue de Tianjin

En diciembre de 2018, la gigante tecnológica surcoreana Samsung informó que finalizaría operaciones en una de sus plantas de fabricación de teléfonos móviles en China. La razón: sus ventas en el mercado más grande del planeta se desplomaron ante la creciente competencia de rivales locales de menor costo.

La planta en la ciudad de Tianjin daba empleo a 2.600 personas. El mayor fabricante de teléfonos inteligentes a nivel mundial ofreció paquetes de compensación a los empleados así como oportunidades de traslado a otras instalaciones de la compañía.