x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Fernanda Ramírez

Homies, generación difícil de sorprender

Son tecnológicos, emprendedores y tienen conciencia del medio ambiente ¿saben de quiénes estamos hablando? Se trata de la generación homeland y, aunque autores como Mark McCrindle y Emily Wolfinger los llaman generación Z, la realidad es que el nombre es lo de menos, lo realmente importante es que se trata de un grupo de personas que tienen estilos de vida, gustos y preferencias muy diferentes a los consumidores actuales, lo cual representa un gran reto para los mercadólogos que hoy, en su gran mayoría pertenecen a los millennials o en el “peor” de los casos a los de la generación X.

Perro que ladra en las redes no muerde

La semana pasada tuve una muy mala experiencia en un restaurante. Mi primer impulso, después de ver que mi familia estuviera bien, fue aprovechar el poder que tengo como consumidora de las redes sociales para criticar la mala atención del lugar. Escribí un largo comentario que me sirvió para desahogarme, pero antes de subirlo me detuve a pensar en publicarlo o no. Analicé lo que decían mis líneas y la responsabilidad que tenía como usuaria para hacer crecer o destruir, en cuestión de segundos, una marca, producto o establecimiento. O por lo menos dar de qué hablar.

Hillary ¿podrás ser la heroína?

Faltan 18 meses para las elecciones presidenciales en Estados Unidos y ya se destaparon algunos candidatos tanto demócratas, como republicanos. Hillary Clinton, exsecretaria de Estado y exprimera dama de Estados Unidos, no se quiere quedar atrás y hace un par de semanas oficializó su intención de competir por la nominación de su partido, con la ayuda de un equipo que trabaja en el análisis de cuál es el mejor camino para lograr el éxito y convertirla en la “heroína” que necesita su país.

Orgía de sacerdotes sale a luz de… Internet

Hace unos días vi una noticia que me impacto: “Autoridades de Italia descubren red de sacerdotes que realizaban orgías y las difundían por Internet”. Más allá del hecho de que los padres tuvieran sus actividades sexuales, mi primer pensamiento fue acerca del poder de Internet para descubrir o poner en evidencia acciones o, en este caso, relaciones “negativas” que ponen en entre dicho la veracidad de una de las religiones que cuenta con más adeptos a nivel mundial: la católica.