Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

#MeTooMúsicosMexicanos, la presunción de inocencia que nunca existió

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Contrario a lo que la lógica, la ética y las leyes dictan, el actuar de las cuentas de twitter del movimiento #MeTooMx fomentan la idea de culpabilidad de todos los acusados

La noticia del suicidio anunciado del roquero y escritor Armando Vega Gil que, como se lee en su carta póstuma, fue una decisión motivada tras haber sido blanco de una denuncia anónima dentro de @metoomusicamx, despertó innumerables opiniones en redes sociales, así como la necesidad de redefinir el debate en torno a la facilidad en que se puede acusar a cualquiera sin nombres, sin pruebas y sin presumir de antemano su inocencia.

La intensidad con la que se han suscitado en el último mes una gran cantidad de denuncias en el movimiento #MeTooMx, que alcanzaron a hombres de diversos ámbitos como la música, el cine, la academia, la literatura e incluso las agencias de publicidad y mercadotecnia, nos obliga valorar la metodología que este movimiento ha utilizado a la hora de publicar aseveraciones capaces de manchar la reputación de los acusados e impactar sustancialmente en sus vidas.

Contrario a lo que la lógica, la ética y las leyes dictan, el actuar de las cuentas de twitter del movimiento #MeTooMx fomentan la idea de culpabilidad de todos los acusados, aunque las denuncias sean anónimas. El concepto de presunción de inocencia no existe, con los peligros que esto implica y el posible mal uso de esta necesaria y valiente iniciativa.

Razones para creer a las víctimas hay muchas, no es poca cosa que las mujeres hayamos sido víctimas de acoso, abuso y violaciones desde que tenemos memoria y el sistema patriarcal nunca ha favorecido a las víctimas que se atreven a denunciar y a quienes se suele revictimizar, sin embargo, aportaría más al movimiento feminista que lográramos aplacar nuestras fobias y filias y no creyéramos ciegamente ni en la denunciante ni en el acusado. La solidaridad existe, pero ésta sería más saludable si conociéramos si la parte que acusa realizó alguna labor de investigación antes de soltar aseveraciones tan devastadoras.

Esta realidad en la que existen pocas garantías para las mujeres que denuncian, así como la falta un sistema de justicia efectivo que actúe efectivamente contra agresores, ha generado las condiciones para que las denuncias, anónimas o no, sean tomadas como verdaderas por la opinión pública, en un fenómeno que, trasladado al ámbito del marketing, importa más la idea que el consumidor tenga acerca de una marca que la propia verdad, en otras palabras, “percepción es realidad”.

Si para un consumidor una marca es costosa o de baja calidad, la realidad es que esa marca es costosa y de baja calidad, aunque no exista evidencia de eso. Si una persona es acusada de abuso o violación, la realidad, para la opinión pública es que esa persona es abusador o violador, así sin matices, ni derecho de réplica, ni espacio de maniobra para intentar defenderse.

La vorágine de sentimientos que prevalecen dentro de un colectivo de mujeres hartas de un sometimiento que ha existido desde siglos atrás, justifica que las pasiones se extremen. El levantar la voz es completamente necesario, tenemos que establecer de una vez por todas los límites y manifestar nuestro hartazgo de la manera más estridente, que haga mella de una vez por todas entre los que creen normal el abusar de nosotras.

No obstante, al movimiento feminista y a la iniciativa #MeToo hace falta prudencia e inteligencia para que todos los esfuerzos ganados hasta ahora no se demeriten por acciones radicales que poco construyen. No es admisible que los miembros de algún colectivo fomenten la muerte de alguien ni manifiesten alegría por alguien que eligió quitarse la vida por las razones que sean.

Toda la solidaridad a las víctimas y todos los deseos para que quepa la prudencia y el sistema de denuncias de #MeToo sea cada vez más efectivo y nunca pierda credibilidad.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados