¿Cómo superar los dos años de vida? La importancia de los procesos y el orden empresarial

México se ha posicionado como un territorio fértil para el emprendimiento: cifras del INEGI revelan que casi el total de las empresas en México son PyMes y que apenas un reducido número son grandes corporativos.

De los 4.2 millones de unidades económicas en México, 99.8 por ciento son consideradas PyMes, que aportan 42 por ciento del producto interno bruto (PIB) y generan el 78 por ciento de empleo en el país.

Sin embargo, según cifras proporcionadas por el sitio web Entrepreneur, 75 por ciento de los negocios cierran antes de terminar su segundo año de vida. El espíritu emprendedor del mexicano es poderoso, pero, a juzgar por los datos de éxito-fracaso, no es suficiente para prosperar.

Una de las claves para que las empresas se mantengan en pie después de dos o más años de haber nacido es el orden. Cuando iniciamos de cero un emprendimiento es importantísimo identificar los aciertos que vamos obteniendo, pero también los errores. Tener conciencia de esto es fácil en la teoría, pero no tanto en la práctica si consideramos que buena parte de los emprendedores no cuentan con experiencia en la gestión de negocios, lo que, de inicio, dificulta lograr un sano orden en diversos aspectos de las nuevas empresas.

En México existen muchas firmas trasnacionales que ofrecen servicios de consultoría y se enfocan en las acciones que permiten impulsar el crecimiento empresarial, como Deloitte y PwC, entre otras.

De origen nacional, por sus 10 años de experiencia una de las más destacadas es Infocus Consultores, con sede en Culiacán, Sinaloa, que también otorga soluciones a las empresas para trascender en cada uno de sus sectores. Cuenta con clientes como Carl’s Jr, Chata, Coppel, Grupo Premier, InverMex, Kenworth, Jova y Sushi Factory, entre otros.

La firma ofrece diagnósticos organizacionales y consultoría mediante un servicio integral que optimiza la estructura y los procesos a través de la metodología “Hazlo simple”, e implementa indicadores con el uso de la herramienta de Balance Score Card, con la que apoya la toma de decisiones con base en los estados financieros y el análisis de rentabilidad.

De acuerdo con Alfonso Mendoza, director general de Infocus Consultores, para conseguir un orden que permita a las empresas mantenerse y crecer es primordial medir los esfuerzos que realizan todos los departamentos empresariales, llevar un estricto control de las ventas, optimizar la plantilla de colaboradores, simplificar al máximo los procesos internos y medir de manera constante y objetiva los resultados. No es posible mejorar lo que no se puede cuantificar.

Otra de las recomendaciones que realizan los expertos en consultoría para gozar de pleno orden, tanto para empresas pequeñas como para grandes corporativos ya consolidados, es el de mantener un buen control sobre las actividades de cada una de las áreas de la organización.

Es necesario establecer compromisos con cada uno de los responsables de los departamentos y monitorear su cumplimiento, asegurándose de que cada uno de ellos aporte una parte significativa al logro de los objetivos de la empresa.

Finalmente, y aunque no menos importante para el crecimiento, un aspecto en el que ponen énfasis las consultoras de negocios: la construcción de una cultura organizacional, indispensable para evitar malas prácticas. Esto se logra con una empresa sana, agradable, libre de acciones y opiniones negativas, con colaboradores que se involucren lo suficiente para lograr un equipo que, con gusto e ímpetu positivos, sume para alcanzar el crecimiento que beneficie internamente a todos.