• Walmart prometió que dedicaría 500 millones de dólares para pagar bonos a empleados que trabajen durante la pandemia

  • Aunque estos 150 colaboradores se contrataron por la crisis del coronavirus, se espera que se vuelvan permanentes a futuro

  • En EEUU, la retailer había recortado sus horarios de atención para dar tiempo a limpiar y reordenar sus tiendas a tiempo

Hay una clara línea divisoria entre las empresas, con respecto a su posición productiva por el coronavirus. Están las que, ya sea a través del home office o por medio de envíos a domicilio, han podido mantenerse en operación a pesar de las restricciones. Otras solo pudieron detener sus actividades, ya que sus negocios ni son vitales ni pueden usar técnicas remotas. Pero hay un pequeño número de marcas que de hecho están trabajando con aún más ánimo que antes.

Entre ellas están muchas cadenas de retail, en especial las que tienen ya establecido un gran sistema logístico para entregar productos a domicilio. Como los consumidores se encuentran encerrados en su casa por el coronavirus, están recayendo en esas marcas para las compras más básicas de sus hogares. Ante el incremento súbito de pedidos, las compañías no han podido darse abasto con su estructura convencional y han tenido que aumentar el paso.

Así como lo hizo Amazon hace un par de días, de acuerdo con The Verge Walmart también quiere contratar a 150 mil empleados adicionales. Esto, con el objetivo de poder lidiar con la mayor demanda de los consumidores ante la pandemia por el coronavirus. Se espera que una parte de esta plantilla laboral nueva solo sea necesaria hasta el final de mayo, cuando podría estabilizarse la situación. Con más personal, podría limpiar y reordenar más rápido sus tiendas.

Los mártires del coronavirus

Walmart, Amazon y otras empresas de retail están en una posición única ante la pandemia. Por ejemplo, Cemex tuvo que anunciar que detendrá operaciones en Filipinas por el coronavirus. En España, las autoridades han pedido a los hoteles cerrar sus negocios para evitar contagios. Dentro de la Ciudad de México (CDMX), todos los trámites administrativos se suspenderán por un mes. Incluso Aeroméxico dejará de ofrecer servicio en múltiples rutas nacionales y globales.


Notas relacionadas


De inicio, se podría creer que Amazon y Walmart, así como otras retailers en esta posición, se están beneficiando con el coronavirus. Al final, el consumo en sus locales es más alto que nunca, no se espera que se reduzca en el corto plazo y los ingresos deben estar por los cielos. Pero lo cierto es que, por la naturaleza de la pandemia, es casi seguro que todos los costos de operación se están incrementando, por el pago de bonos a los empleados que aceptan estar.

Y es que estos empleados están en un grave riesgo de contraer el coronavirus. Un reportaje de The Verge incluso muestra que algunos de ellos solo se han resignado a enfermarse tarde o temprano, sin más remedio que seguir laborando para traer pan a la mesa. Por ahora, Amazon y Wamart podrían parecer los más beneficiados de la pandemia. Sin embargo, con el paso de los meses y conforme su planta laboral caiga enferma, su situación será la menos envidiable.

El dilema de enfermarse o no comer

Por desgracia, los trabajadores de Amazon y Walmart no son los únicos que se verán forzados a tomar una decisión difícil con el coronavirus. Alsea, por ejemplo, hace unas horas anunció que iba a darle a sus colaboradores dos opciones. Podían tomar un mes de vacaciones, pero sin goce de sueldo, para proteger su estado de salud. Sin embargo, quienes quisieran recibir su dinero tendrían que aceptar el riesgo inherente de llegar a enfermarse por este patógeno.

Y en todo el mundo están surgiendo casos similares. De acuerdo con Kiro7, muchos casos de coronavirus locales en Estados Unidos (EEUU) fueron causados por trabajadores enfermos que no querían (o podían) faltar a sus empresas. Sin embargo, en información del Washington Post, algunas regulaciones se han comenzado a pasar para dar días de enfermedad pagados por ley. Pero, en cifras del Business Insider, esto podría arruinar a muchos pequeños negocios.