• También los vuelos de CDMX a Estados Unidos (EEUU) se verán afectados, en ciudades como Austin, Dallas, Denver y Seattle

  • La región a la que más se suspenderán vuelos por el coronavirus es Sudamérica, en especial Colombia y Argentina

  • Por el contrario, no se esperan ver afectaciones graves en los viajes con Asia, ni tampoco en los de Europa

No es ninguna sorpresa que una de las industrias que más se ha visto afectada por el brote del coronavirus es la de los viajes. Transporte, hoteles y servicios relacionados con el turismo han visto caer sus ingresos y clientes de forma radical en los últimos días. Y es que la pandemia creó un miedo enorme entre los consumidores de salir de sus países y regresar enfermos. En México también se puede observar este fenómeno entre las principales aerolíneas nacionales.

A través de un comunicado Aeroméxico informó que, a raíz del coronavirus, modificará de forma significativa sus operaciones. En concreto, pretende suspender 17 viajes a otros países. Muchas de estas rutas quedarán en pausa hasta el 30 de abril, aunque algunas se reanudarán el siete o 15 de ese mes. Entre los destinos afectados está Seúl, Montreal, Toronto, Vancouver, Habana, Santo Domingo, Guatemala, San Salvador, San Pedro Sula, San José y Medellín.

También se espera que se detengan operaciones en los vuelos a Bogotá, Buenos Aires, Lima, Santiago y Quito. Desde Monterrey también se espera que se detengan los viajes a Las Vegas, en Estado Unidos (EEUU). Desde León y Querétaro se dejará de proveerse servicio a Detroit, también en la Unión Americana. Destinos como Los Ángeles (desde Monterrey y Guadalajara), Nueva York (de Monterrey), Sao Paulo, Ámsterdam, Barcelona y París se reducirán en número.

Destinos nacionales, también parados por coronavirus

A escala nacional también Aeroméxico espera tener que reducir su capacidad de servicio. En la Ciudad de México (CDMX), Acapulco, Ciudad Juárez, Durango, Huatulco, Ixtapa, Mazatlán, Manzanillo, Mexicali, Minatitlán y otros solo saldrán dos veces al día. Chihuahua, Hermosillo, Culiacán, Puerto Vallarta, Torreón y Tuxtla Gutiérrez quedarán en solo cuatro viajes al día. Por su lado, Mérida y Tijuana tendrán seis; mientras que Cancún, Guadalajara y Monterrey nueve.

También los destinos saliendo de Monterrey deberían verse afectados por este cambio de operaciones por el coronavirus. Chihuahua, Hermosillo, León y Puebla solo saldrán una vez al día desde la capital de Nuevo León. Guadalajara y Querétaro tendrán dos rutas cada jornada. A la CDMX y Guadalajara se podrá viajar hasta nueve veces cada 24 horas. Por otro lado, se decidió suspender el servicio que daba transporte entre esta urbe norteña y San Luis Potosí.


Notas relacionadas


Ya otras empresas han parado operaciones por el coronavirus, similar a lo que hizo ahora Aeroméxico. Por ejemplo, Soriana acaba de anunciar hace unas horas que iba a mandar a los empacadores de la tercera edad a sus casas. Alsea también suspenderá el salario de algunos empleados para poder salir de la pandemia. Promoda y Grupo Axo seguirán adelante, pero con mayores medidas de sanidad. Incluso algunos restaurantes decidieron cerrar sus locales.

El drama de las aerolíneas

Prácticamente en todo el mundo, las aerolíneas están sufriendo por el efecto de la pandemia en los hábitos de los consumidores. Por ejemplo, Lufthansa anunció hace una semana que una buena parte de sus contrataciones estaban congeladas. Interjet, desde mediados de marzo, redujo en 40 por ciento su capacidad de vuelo por falta de demanda. Y hace un par de días, Latam Argentina calificó este evento como “la peor crisis en la historia de la aviación”.

De acuerdo con Bloomberg, el coronavirus está forzando a estas compañías a detener vuelos, solo para evitar que el número de casos continúe en aumento. Por su parte, Reuters apunta que muchos ejecutivos de grandes empresas del mercado no esperan que el mercado mejore. Por el contrario, la expectativa es que empeore mucho más antes de recuperarse un poco. Y en datos de CNBC, varios gobiernos van a tener que tomar la decisión de dedicar millones al rescate de estas compañías en los próximos meses.