• Estas medidas contra el coronavirus fueron firmadas por la jefa de Gobierno y por el titular de la Contraloría de la CDMX

  • De acuerdo con la Gaceta Oficial, cada caso estará sujeto a la interpretación de la Secretaría de Administración y Finanzas

  • Gravámenes vía telemática, adeudos de predial y agua, certificados de uso de suelo y otros operarán con normalidad

La crisis del coronavirus también alcanzó al sector público, al menos en la capital del país. En la Gaceta Oficial de la Ciudad de México (CDMX), esta mañana el equipo de Sheinbaum dio a conocer nuevas medidas para detener la pandemia en la entidad. A partir del 23 de marzo y hasta el 19 de abril, se espera que se suspendan varias actividades en oficinas de la capital. Lo anterior incluiría varios trámites, plazos, diligencias y otros procesos de tipo administrativo.

Citando a la Gaceta Oficial, “por razones de salud pública” relacionados al coronavirus se van a suspender actividades en Dependencias, Órganos Desconcentrados, Alcaldías, etcétera. Las medidas afectarán tareas administrativas como substanciación, notificaciones, notificaciones, requerimientos, acuerdos, diligencias, resoluciones y recursos de inconformidad. A partir de estas medidas, no se contarían como días hábiles aquellos considerados en este periodo.

En estas medidas también se incluirán las solicitudes de Acceso a la Información Pública y de Datos Personales que se ingresen o se encuentren en proceso en el Sistema Electrónico. Solo se exceptuarían aquellos procesos administrativos ligados a la atención al público en materia de desarrollo urbano, construcción y del sector inmobiliario. También se espera que se retrase el cumplimiento de las obligaciones fiscales contempladas en el Código Fiscal de la CDMX.

Sobre este último punto, el Gobierno capitalino apunta que, por el coronavirus, se podrán aceptar los pagos que deban efectuarse en el mes de abril hasta el día 30 del mismo mes. También habrá una ampliación a la obtención del subsidio por Impuesto sobre Tenencia para ese día. Sin embargo, las autoridades también apuntaron que los servicios de pago electrónico que tiene la Secretaría de Administración y  Finanzas de la CDMX seguirán en funcionamiento.


Notas relacionadas


Emergencia por el coronavirus

Las medidas del Gobierno de la CDMX parecen imitar lo que la iniciativa privada empezó a implementar desde hace un par de días: el distanciamiento social. Como el coronavirus probó ser una enfermedad notablemente infeccioso, entonces un sinfín de compañías comenzaron a mandar a sus trabajadores a casa, a veces en home office. Asimismo, muchas empresas han voluntariamente empezado a implementar medidas para reducir el número de clientes físicos.

Hay varios ejemplos de esta reacción al coronavirus en otras naciones. Por ejemplo, España ordenó a los hoteles del país detener operaciones para evitar que más extranjeros entren y se queden, potencialmente empeorando la pandemia. En Italia, a medida que su número de muertos casi supera a los de China, el gobierno está estableciendo incluso multas a quienes salgan sin justificación. En Argentina, los periódicos se unieron para crear conciencia pública.

¿Subsidios económicos?

También es importante mencionar que la CDMX no está otorgando subsidios a las empresas e individuos de la entidad. Esta noticia solo significa que se retrasará la realización de algunos trámites y el pago de ciertos impuestos. Pero en otros países, sí se han tomado medidas de este tipo. En Francia, el presidente declaró que se cubrirán los pagos de agua, luz y gas de toda la población. Y en Argentina, se están implementando precios máximos para productos.

Sin embargo, el subsidio al coronavirus no es del agrado de todos los agentes. De acuerdo con The Globe and Mail, varios grupos de negocios afirman que no evitará que se pierdan miles de trabajos. Abacus reafirma que algunas plataformas de entrega de comida y de ecommerce están asumiendo los costos, pero no podrán hacerlo por mucho tiempo. Y en Japón, según NHK, incluso se está pensando en “patrocinar” a las empresas de desinfectante.