• Se espera que Airbus limite sus despidos en países como España, Reino Unido, Francia y Alemania

  • Lo anterior, porque estos gobiernos han sido cruciales para su supervivencia, en la forma de créditos y apoyos

  • Asimismo, la compañía aeronáutica está luchando contra Boeing por los beneficios de programas de rescate

El proceso de reapertura de la economía ha sido mucho más difícil y doloroso de lo que buena parte de la industria se esperaba. No solo el regreso escalonado a las actividades está dejando atrás a muchos mercados que están cada vez más cerca de quebrar. Además, la confianza de los consumidores no se ha restaurado por arte de magia, y los rebrotes amenazan con poner pausa a todo el proceso. Pero tal vez el punto más frustrante son los constantes despidos.

Y es que parece que cada día una gran compañía anuncia una serie de recortes masivos como parte de una reestructura de su negocio. En esta ocasión, el turno es de la manufacturera del sector aeronáutico Airbus. De acuerdo con Reuters, se espera que la marca revele los detalles de su plan de ajuste económico más adelante en el día. Por desgracia, expertos prevén que, como parte de las medidas, se revele a la vez el despido de entre 14 y hasta 20 mil personas.

Como parte del plan de reestructura, Airbus pretende reducir aún más de lo que se esperaba su producción de aeronaves. Este ajuste estaría vigente por al menos cinco años. En lo que se refiere a despidos, se espera que el número final se acerque a los 15 mil recortes. Otros entre dos y tres mil plazas en el sector defensa también desaparecerían. Si bien varios sindicatos se oponen, se espera que la marca haga cortes agresivos, en especial de puestos redundantes.

La tragedia de los despidos en plena nueva normalidad

Junto con Airbus, como ya se había mencionado, los últimos días han estado llenos de marcas que anuncian masivos recortes en sus compañías. En México, Nissan dijo que iba a dejar ir a unas 200 personas de su planta en Aguascalientes. Hace un par de semanas, HSBC volvió a traer a la mesa los 35 mil despidos que se habían propuesto al final del año, que ya no podrían posponerse más. Y en Macy’s, unos cuatro mil individuos se quedarían en la calle muy pronto.


Notas relacionadas


Si algo se puede recuperar de estos despidos, es que la situación económica causada por la pandemia es mucho más grave de lo que se pensaba. Por desgracia, muchos agentes le han apostado mucho a la nueva normalidad como una solución mágica para los problemas que se presentaron con la suspensión de actividades. Lo cierto es que, como suele suceder en el sector de los negocios, los verdaderos efectos de la crisis tardaron algunas semanas en llegar.

Tal vez lo más lamentable es que no hay forma de realmente evitar los despidos. En un inicio, el apoyo económico de los gobiernos habría permitido que muchas empresas no pusieran en la calle inmediatamente al personal. En un sinfín de casos en Europa y Estados Unidos (EEUU) de hecho funcionó. Pero ahora que es claro que no habrá una recuperación rápida, y que la crisis va para largo, no hay más que reducir operaciones. Y así, poner a la gente en la calle.

¿Existe una solución para el largo plazo?

Cabe destacar que la crisis económica no solo se ha expresado a través de despidos. La liquidación de unidades, como Banco Ahorro Famsa, son la oportunidad de algunas marcas para sobrevivir a sus repentinas dificultades financieras. El cierre de sucursales, como lo ha hecho AT&T, también implican un agresivo des-escalamiento de sus operaciones. Incluso la salida de ciertas alianzas estratégicas, estilo Mercedes-Benz y BMW, son una indicación clara.

Volviendo al tema de los despidos, si bien podría no haber una solución precisa que evite su incidencia, sí hay algunas opciones para lidiar con su consecuencia más grave, el desempleo. De acuerdo con NBC, la ayuda comunitaria será crucial para los próximos meses. YouMatter en cambio apunta que la gente que se quedó sin una plaza tendrá que trasladarse al sector tech a futuro. Pero, el SCMP duda de la capacidad de los gobiernos para lidiar con el desafío.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299