Sabemos que Estados Unidos es uno de los países que más ha sufrido a causa de la pandemia de coronavirus, situación que ha orillado a más de una firma de peso global a tomar decisiones difíciles al interior de su estructura. Tal es el caso de AT&T que tiene previsto la eliminación de miles de empleos.

Así lo advirtió el Communications Workers of America (CWA), sindicato que representa a los trabajadores de la gigante del mundo de las telecomunicaciones y entretenimiento al informar que el recorte será de más de 3 mil 400 empleos entre técnicos y empleados administrativos, además de otros mil 300 puestos en 250 espacios de retail.

Posturas encontradas

De acuerdo con el sindicato, los despidos afectarán los empleos de AT&T en todo Estados Unidos, incluidos los de sus divisiones AT&T Mobility y Cricket Wireless.

En ese sentido, cuestionaron la decisión pues se da en un contexto de crisis económica y uno de los niveles d desempleo más altos en la historia estadounidense. Al respecto, señalan que si la empresa necesita cambiar su visión de negocios, los trabajadores son una opción viable para establecer alianzas con miras a desarrollar nuevas redes de telecomunicaciones.

“Si estamos en una guerra para mantener nuestra economía en marcha durante esta crisis [COVID-19], ¿por qué AT&T despide a las tropas? (…) AT&T podría ayudar a llevar al país hacia la recuperación al asociarse con su fuerza de trabajo para construir redes de próxima generación. En cambio, la compañía se está sumando al dolor de la recesión que ya está en marcha”, dijo Chris Shelton, presidente de CWA en un comunicado.

En contra parte, la firma de Dallas, Texas argumentó que se trata de un plan de estructura que se tenía programado desde hace tiempo, pero el impacto del coronavirus aceleró el proceso debido a que el virus y los bloqueos para frenar su propagación han cambiado los comportamientos de los consumidores.

“Con más clientes comprando en línea, estamos cerrando algunas tiendas minoristas para reflejar las prácticas de compra de nuestros clientes. (…) Si bien estos planes no son nuevos, han sido acelerados por la pandemia de COVID-19”, dijo AT&T en un comunicado citado por Reuters.

Un plan favorable al trabajador

De acuerdo con la compañía, a la mayoría de los empleados se les ofrecerá un puesto alternativo dentro de la misma organización, además de que recibirán incentivos económicos que podrían ser cercanos a los 100 mil dólares, así como un plan de atención médica durante seis meses.

El plan de AT&T podría ser favorable para los trabajadores que puedan ser reubicados al interior de la organización y, para aquellos que desafortunadamente no puedan ser considerados, el plan compensatorio no desmerece a lo ofrecido por otras grandes compañías que han tenido que tomar decisiones similares como Disney y Uber, por ejemplo.

Al respecto, un reporte de Forbes destaca la difícil situación que enfrenta la firma, pues arrastra el endeudamiento masivo producto de adquisiciones como DirecTV (que sigue perdiendo suscriptores) y el gigante de los medios Time Warner (hoy WarnerMedia), lo que la ha llevado a solicitar un préstamos por 5 mil 500 millones de dólares para soportar la crisis.

La crítica de los trabajadores

Pero, pese al difícil panorama, el sindicato considera que para AT&T había alternativa de no sólo para no cortar empleos, sino para hacer algo en favor del negocio. En cambio, acusan que no se trata de llevar el trabajo a un lugar menos costoso.

A “contratistas mal pagados que no tienen la misma capacitación, experiencia y compromiso que los miembros de CWA”, expuso Joe Snyder, presidente de una sección del CWA en Akron, Ohio, citado por CNet.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299