• Desde un principio la alianza de BMW y Mercedes-Benz no había sido firmada como un compromiso exclusivo

  • En este sentido, las compañías reafirmaron que hay una posibilidad para reanudar su colaboración en el futuro

  • La idea original era que estas dos empresas pudieran tener un buen sistema de conducción autónoma para 2024

Una consecuencia de la pandemia ha sido la prevalencia de una mentalidad “cada marca por su cuenta”. Tiene sentido, considerando que cada compañía tiene necesidades y retos muy particulares que resolver a raíz de la crisis sanitaria. Por supuesto, lo anterior también causó que se empiecen a desmoronar algunos acuerdos de cooperación que habían existido desde hace años. Incluso relaciones nuevas, como la de Mercedes-Benz y BMW, no existirán más.

Así lo reportó TechCrunch hace poco. Parece que ambas automotrices acaban de darle fin a su alianza de conducción autónoma. El cuatro de julio de 2019, Mercedes-Benz y BMW se comprometieron a trabajar juntas en este proyecto de tecnología. Incluso le ofrecieron a más compañías de la industria sumarse. Sin embargo, a menos de un año de consolidarse este proyecto de cooperación, llega a su fin. Y contrario a lo que podría pensarse, no fue una pelea.

Todo lo contrario, representantes de BMW y Mercedes-Benz aseguraron que la separación fue “amistosa y de común acuerdo”. Al parecer, la razón habría sido económica. Contrario a lo que se había pensado al inicio, el crear una plataforma común de conducción autónoma fue mucho más caro de lo que ninguna esperaba. Dadas las peculiares condiciones del mercado, a raíz de la crisis sanitaria, las automotrices han considerado que no es momento de seguir adelante.

Mercedes-Benz y BMW, ¿un mal pronóstico para la industria?

En lo que se refiere a conducción autónoma, la alianza de estas dos automotrices no es poco común. Similar a Mercedes-Benz y BMW, Jaguar y Uber sumaron fuerzas en 2019 para tratar de crear una SUV inteligente. Algo similar hizo Hyundai con Tencent, pero enfocándose en el sistema de infotenimiento. Hace solo unos días, Volkswagen dijo que estaba reclutando a sus rivales para crear un frente común en contra de la líder de la industria, Tesla de Elon Musk.


Notas relacionadas


Pero la desgracia de Mercedes-Benz y BMW podría ser un muy mal precedente para este tipo de colaboraciones. Casi todos los expertos coinciden que es casi imposible desarrollar un buen sistema de conducción autónoma sin ayuda. No solo es una tecnología nueva donde hay aún muchos desafíos por solucionar (y que requieren diferentes formas de pensar). Además, se trata de un proyecto notablemente caro y sin perspectivas de éxito clara en el mediano plazo.

A la vez, no muchos hablan de los retos a los que se enfrentaron Mercedes-Benz y BMW. Si bien es cierto que es más fácil llegar a soluciones en equipo, también hay más espacio para desacuerdos. A eso se debe sumar que no hay un costo fijo de inversión, sino que requiere de un enfoque de gastos sin fondo. Claro, es más fácil lidiar con el costo entre dos, pero no deja de ser caro. Estos desafíos existen en otros proyectos, que también podrían estar en riesgo.

Las buenas noticias de la conducción autónoma

Ciertamente baja la moral conocer el caso de BMW y Mercedes-Benz. Sin embargo, hay otras marcas cuyos esfuerzos en conducción autónoma están dando resultado. Por ejemplo, hace un par de semanas que Uber reveló que su sistema era capaz de predecir el movimiento de autos y peatones en la calle. Tesla también ha presumido varios logros con su Cybertruck. Por su lado, Fiat Chrysler deseaba hace unos meses un negocio de robo-taxis dentro de China.

Además, no todos comparten la visión más pesimista de Mercedes-Benz y BMW sobre esta tecnología. Claro, hay quienes como la IEEE apuntan que aún hay un sinfín de requisitos de tipo tecnológico que son un requisito para un sistema realmente refinado. Pero otros al estilo de Emerj confían en las predicciones de las automotrices para tener avances en estos meses. Por su lado, INC señala que ha habido importantes avances impulsando más a esta industria.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299