• Una encuesta reveló hace unos meses que la gente tenía una peor imagen de Corona por culpa de la COVID-19

  • De hecho, el 38 por ciento de las personas dijo entonces que jamás volvería a comprar esta marca de cerveza

  • En esas semanas, la compañía tenía planeado lanzar una nueva línea de bebidas preparadas, que tuvo que ser pospuesta

En términos generales, empresas, economías e individuos están sufriendo amargamente por la COVID-19. Muchas compañías están viendo cómo lidiar con el menor flujo de ingresos, y se han visto forzadas a recortar muchos gastos. La gente teme quedarse súbitamente sin trabajo, ante la posibilidad que su empleo los considere partes no-esenciales. Y todo el mercado está en riesgo de una tremenda recesión. Pero hay un par de marcas que se están beneficiando.

Una de ellas, por sorprendente que parezca, es cerveza Corona. Junto a Constellation Brands, su compañía madre, la marca registró resultados financieros excepcionales para el último par de semanas. De acuerdo con AdAge, un reporte de Nielsen apunta que las cifras del grupo se incrementaron en 39 por ciento en estos siete días. Claro, no todos los productos de la gigante se vendieron igual. Pero la bebida con nombre similar a la COVID-19 se disparó 50 por ciento.

Nielsen encontró que además otros bienes de consumo se vieron particularmente beneficiados por la crisis de la COVID-19. El grupo Kimberly-Clark también estuvo entre los que vieron un gran aumento en ventas, en especial por la demanda de sus unidades de papel de baño Scott y Cotonelle. El productor de Lysol, Reckitt Benckiser, vendió 95 por ciento más de lo normal la semana pasada. Por su parte Clorox, de productos de limpieza, creció en un 91 por ciento.

Un giro de 180 grados en la relación entre Corona y la COVID-19

Hay más compañías que están mejorando su panorama ante la crisis por la pandemia. Por ejemplo, Amazon ha sido de las pocas compañías que siguen operando, incluso a más de su capacidad normal, a pesar de la COVID-19. También Zoom disfrutó un significativo aumento en el número de usuarios, aunque ahora ya tiene que enfrentar otros desafíos. Y en general, las compañías de streaming de video están también disfrutando de un mayor flujo de clientes.


Notas relacionadas


Sin embargo, el caso de Corona es verdaderamente fuera de lo común. Como ya se dijo, al inicio de la pandemia, la gente tendía a confundir a la marca con la COVID-19, debido a la gran similitud entre los dos nombres. Si bien en un momento llegó a negar este fenómeno, e incluso armó varias respuestas, eventualmente se confirmó que podía ser un problema grave. Al final, que se revele que no afectó negativamente sino todo lo contrario es una increíble sorpresa.

¿Qué le permitió a la compañía cambiar su suerte? Probablemente haya sido una combinación de factores. Una vez que se dió cuenta que la COVID-19 sí la afectaba, Corona guardó silencio momentáneamente. Pero después, empezó a reforzar sus esfuerzos de apoyo a la crisis. Aún hoy, sigue llevando a cabo donaciones significativas a la causa. Así, logró reforzar su marca como positiva. Y cuando la gente quiso una cerveza para la cuarentena, ya sabía cuál comprar.

Dándole la vuelta a una crisis de marca

La COVID-19 no es el único fenómeno que ha puesto a las compañías en modo de crisis. A inicios de marzo, por ejemplo, Uber tuvo que aceptar a sus socios conductores en Francia como empleados, un duro golpe para una compañía ya en números rojos. Esa misma semana, un grupo de usuarios hallaron la forma de relacionar los nuevos tenis de Puma con Hitler. Por su lado, Interjet alcanzó niveles altos de infamia en septiembre pasado por culpa de una piloto.

Si bien la crisis de la COVID-19 es algo a lo que muchas marcas jamás se habían enfrentado, los problemas de imagen es algo ya común en el mercado del marketing. Y hay varias buenas recomendaciones de expertos para una mejor recuperación. Cision asegura que debe haber una buena mezcla de acciones y promesas. AZ Big Media apunta que también se tiene que hacer un monitoreo en las redes. Y Entrepreneur cree que hay que ser honesto con el público.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299