• Tres de cada cuatro personas están más alarmadas por la privacidad que nunca

  • Al mismo tiempo, esta misma población está dispuesta a aceptar algunos riesgos

  • Dos terceras partes aceptarían comprometer sus datos en línea para mayor comodidad

Gracias a las tecnologías digitales, las empresas tienen acceso a un nivel sin precedentes de información de sus usuarios. Lo anterior a su vez permite a las compañías tener acceso a varias herramientas útiles. Por ejemplo, la hiperpersonalización de contenidos. O bien, la mejora continua de las estrategias y decisiones de negocio, a partir del análisis de datos. Sin embargo, también ha creado importantes retos para las empresas en términos de privacidad.

Las preocupaciones en privacidad no son para menos. Según VPN Geeks, se cuentan 16.7 millones de víctimas anuales por fraude de identidad. A eso se le debe de sumar que, según Choose To Encrypt, el cibercrimen generó al menos 1.5 billones de dólares en ganancias solo durante 2018. A eso se le debe sumar que, según SC Magazine, aunque ocho de cada 10 personas quieren hacer más para proteger sus datos, casi la mitad no tiene ni idea de cómo.

Así pues, ha quedado en manos de las compañías establecer mejores sistemas de protección para las personas. La privacidad, aunque en buena parte es una responsabilidad personal, también es una presión constante para las grandes tecnológicas de la industria. Una de las que más presiones ha recibido es Apple. En especial porque, a pesar de presumir un enfoque muy específico en seguridad, no ha mostrado que sus prácticas sean tan diferentes al resto.

¿Un cambio de hoja para Apple en privacidad?

De acuerdo con AP, la tecnológica de Tim Cook acaba de presentar una nueva página de privacidad en su sitio web. La agencia de noticias asegura que es parte de los esfuerzos de Apple para distinguirse de sus rivales Google y Facebook. En específico, para demostrar que no tiene las ambiciones de recolección de datos que otras gigantes. La mayor característica de este esfuerzo son varias descripciones a detalle de todas sus políticas y compromisos.


Notas relacionadas


Al respecto de este nuevo sitio de privacidad, AP comentó que aunque el formato es distinto, los compromisos y políticas de Apple siguen exactamente igual. The Verge señala que, a pesar que no se han establecido nuevas reglas, la página renovada es mucho más fácil de leer. También destaca que el diseño es mucho más agradable y está mejor organizado. Así pues, debería ser mucho más fácil para los usuarios entender cómo cada app protege sus datos.

Reuters apuntó que, junto con este nuevo sitio, la compañía publicó varios trabajos sobre cómo funcionan sus sistemas en cuestión de privacidad. Al contrario de otras compañías, la empresa no publica el código de su iOS o su software. Por lo tanto, estos textos técnicos es lo más cercano que los expertos tienen a una explicación de cómo funcionan sus servicios. Las guías describen el modelo de seguridad en iPhone, Safari y sus funciones de geolocalización.

Cambios de forma vs cambios de fondo

No solo Apple ha tratado de calmar a la industria con respecto a sus políticas de privacidad. En agosto, Google lanzó una serie de propuestas para mejorar el entorno global, de forma que todos los agentes de la industria las siguieran. Instagram también ha realizado ciertos cambios a su plataforma para darle a la gente mayor control sobre sus datos. Incluso WhatsApp está tratando de reforzar su infraestructura tecnológica en beneficio de los usuarios finales.

¿Será suficiente que Apple cambie únicamente la presentación de su política de privacidad, sin realmente hacer modificaciones a su estrategia? Tal vez. Muchas personas no saben cómo proteger sus datos personales porque no hay suficiente claridad de parte de las empresas al respecto de sus procesos y prácticas. Una mejor explicación de sus sistemas en definitiva ayudará a crear un mejor entorno. Pero se necesitan acciones de seguimiento en el futuro.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.