• Apple, actualmente, tiene un valor de 309 mil 540 mdd, solo un poco por encima de su rival Google

  • J.J. Abrams tiene una fortuna personal de 300 mdd, de acuerdo con Celebrity Net Worth

  • Se espera que el servicio de streaming TV+ se estrene, con unas series y películas, el próximo primero de noviembre

Una tendencia fuerte en la industria de la tecnología es que muchas marcas diversifican agresivamente su modelo de negocio. Amazon compra cada vez más plataformas y startups para tratar de cimentar su modelo de retail y entrar en los negocios de otras tecnológicas. Google, con Alphabet, está todos lados: conducción autónoma, video y hasta Inteligencia Artificial. No hay ambiciones más grandes que las de la tecnológica de Tim Cook, Apple.

Hace unos días, la compañía responsable del iPhone lanzó uno de los eventos más relevantes en su historia reciente. No solo presentó un nuevo smartphone insignia con el potencial de golpear con fuerza a sus rivales. También dio los primeros pasos contundentes en el mercado de los servicios con el lanzamiento de Arcade y TV+. Específicamente en el mercado del streaming, la empresa tiene las esperanzas de sacar la ventaja a sus rivales como sea posible.

Desde hace meses que Apple está invirtiendo millones en sus nuevos proyectos de streaming, con la esperanza de tener un éxito contundente con el lanzamiento de su plataforma. Además, con un bajo precio de apenas cinco dólares, parece haberle metido miedo incluso a rivales como Netflix y Disney. Pero si al principio la balanza parecía inclinarse a favor de Tim Cook y su equipo, los ánimos ya se están calmando. Y el futuro de la industria tiene mayor claridad.

Antes “pobre” que trabajar con Apple

The Hollywood Reporter acaba de dar a conocer que J.J. Abrams rechazó un contrato multimillonario con la empresa de Tim Cook. Presuntamente Apple le ofreció al cineasta más de 500 millones de dólares (mdd) para que su compañía y la de su esposa, Bad Robot, crearan contenido exclusivo para la tecnológica. Sin embargo, el artista decidió despreciar la oferta. En vez de firmar, decidió permanecer con WarnerMedia y un contrato de “apenas” 250 mdd.

Katie McGrath, la esposa de Abrams, y el cineasta habrían rechazado el contrato con Apple por preocupaciones sobre las condiciones del mismo. Si bien Tim Cook les ofreció mucho más dinero que su rival, se les habría obligado a rechazar futuros proyectos de otros estudios. En cambio, WarnerMedia le permitirá a Bad Robot trabajar en una multitud de iniciativas multimedia dentro de su productora, sin cerrar la puerta a Disney, Paramount, y otras marcas.

¿Malas noticias para Tim Cook en streaming?

Prácticamente todas las marcas de la industria Video-on-Demand (VoD) están desesperadas por cerrar contratos con artistas y celebridades. Amazon sumó a la pareja de creadores de Westworld, en exclusividad, por hasta 120 mdd. Los Obama también firmaron un acuerdo con Netflix hace meses para al menos siete películas y series. Por su parte, hace un año Hulu logró  convencer a Justin Roiland y Mike McMahan, de Rick & Morty, para sumarse a su equipo.

Que un director tan relevante y exitoso como J.J. Abrams le haya dicho no a Apple, ¿pinta un mal futuro para la compañía en streaming? Depende cómo se vea. Ciertamente se ve mal que la tecnológica más valiosa de todo el mundo no le haya llegado al precio al cineasta y a su esposa. Asimismo, da a entender que la compañía de Tim Cook tiene una visión demasiado cerrada y restrictiva sobre sus aliados, algo que no puede ser positivo a largo plazo.

Al mismo tiempo, también puede dar una imagen de que Apple no piensa ceder. La compañía bien podría haber negociado y darle más libertades a Bad Robot. El hecho que no considerara esta opción implica que está determinada a abordar la industria de streaming a su manera. Semejante determinación puede ser suficiente como para inspirar al público e infundir miedo a los rivales. Siempre y cuando, claro, se maneje este discurso correctamente desde la marca.