• Nolan es hermano del director Christopher Nolan y el autor original de la historia que inspiró a la película Memento

  • Joy debutó como escritora en la serie Pushing Daisies, que recibió casi una veintena de premios en su corta duración

  • Westworld está basada en una película de 1973 dirigida por Michael Crichton,  autor de la novela Jurassic Park

Fuera de Game of Thrones, una de las series más fuertes en HBO es Westworld. Para el último episodio de su segunda temporada, la serie consiguió 1.6 millones de televidentes y un rating de 0.6. Y en estimaciones de la casa productora, podría llegar a 10 millones de vistas por capítulo en promedio en su conteo final. Los creadores de la serie, Lisa Joy y Jonathan Nolan, son ahora codiciados por la industria de la TV. Y acaban de firmar un contrato con Amazon.

The Hollywood Reporter compartió la noticia. De acuerdo con el medio, la pareja cerró un contrato de nueve cifras, por cuatro años, con Amazon. Fuentes cercanas a las negociaciones apuntan que podría ser un acuerdo de más de 30 millones de dólares (mdd)  anuales. Esta decisión es una expansión de un proyecto que anunció la pareja de artistas y la compañía tecnológica hace casi un año. Entonces, se dijo que adaptarían la novela “The Peripheral”.

En una declaración conjunta, Joy y Nolan afirmaron que no dejarán de colaborar con HBO en Westworld. De hecho, se ha planteado que seguirán involucrados en la serie mientras continúe al aire. Por su parte, Jennifer Salke, directora de Amazon Studios, reafirmó su entusiasmo por trabajar con la pareja de cineastas. Apuntó que, como compañía, “no podemos esperar para presentar sus futuros proyectos para toda nuestra audiencia en Prime Video”.

Una carrera armamentística en el streaming

Lentamente las diferentes plataformas del mercado de Video on Demand (VOD) han cerrado tratos de exclusividad con diferentes cineastas y creadores relevantes de la industria. Estas estrategias no son solo para ganar al resto del mercado las mejores propuestas artísticas. Con cada vez más servicios de streaming uniéndose a la carrera, Amazon y sus rivales buscan formas de diferenciarse entre el público. Y la arma secreta de todos es el contenido original.

Y es que, como lo menciona el COO de Nielsen Steve Hasker en Media Village, “lo que está fomentando las suscripciones y las renovaciones podrían ser los contenidos originales”. Y aunque el contenido con licencia es el que genera más interacciones, Amazon y el resto de la industria están siendo empujados a tener producciones propias. Conforme los creadores como Disney consideran sus propios servicios, también los retiran de sus futuros rivales.

Así pues no es raro que las compañías de streaming estén gastando tanto en creadores exclusivos. Por que no es Amazon el único que está cerrando tratos multimillonarios. Para agosto pasado, Netflix ya había cerrado tratos con Kenya Barris, Shonda Rhimes y Ryan Murphy. En los creadores de Black-ish, Grey’s Anatomy y American Horror Story, la plataforma invirtió más de 550 mdd para los próximos cinco años.

Por su parte, Apple se alió con cineastas y personalidades como Oprah Winfrey, J.J. Abrahams y Steven Spielberg para revivir algunos de sus proyectos más exitosos. El mismo Amazon firmó en 2017 un trato con Robert Kirkman, el creador de The Walking Dead. Y para la segunda mitad de 2018, Hulu se alió con Justin Roiland, co-creador de Rick & Morty.

Una arriesgada apuesta para Amazon (y el resto)

Es lógico que todas las compañías del sector quieran tener a los creadores más cotizados del momento. Al final, ya hay cifras que confirman cómo el contenido original de calidad es el que fomenta el crecimiento en la base de suscriptores. Pero con multimillonarias alianzas por varios años, Amazon y sus rivales podrían estar apostando demasiado fuerte.

Y es que, en los términos que están cerrando las alianzas, las plataformas de streaming tienen mucho que perder si los cineastas no logran producir contenido que conecte con las audiencias. Netflix lo ha demostrado varias veces en el pasado, principalmente con sus ofertas en el universo Marvel. Por años, estos contenidos originales perdieron consistentemente audiencia. Este hecho, aunado a otros factores, llevó a la plataforma a cancelar su producción.

Así pues, ahora Amazon, Netflix y Hulu tienen multimillonarios contratos que respetar. Sin importar si los cineastas realmente podrán proporcionar buenos números a su plataforma. Por supuesto, al menos hasta el momento, las alianzas se han hecho con artistas destacados en el entorno. Lo más probable es que no vayan a defraudar a las compañías. Pero si la tendencia a cerrar contratos exclusivos sigue al alza, puede haber más de una decepción a futuro.