x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Trump presiona a marcas para apurar producción de vacuna anti-COVID y es una mala noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
A lo largo de los últimos meses, todos los gobiernos del mundo han tratado de encontrar una vacuna para acabar con la pandemia lo antes que sea posible
  • Entre las compañías a las que Trump está presionando para acelerar el desarrollo de la vacuna se encuentra Moderna

  • La farmacéutica no recibiría 600 millones de dólares (mdd) hasta que demuestre tener instalaciones de producción listas

  • Analistas estiman que, si las empresas quisieran recuperar su inversión, deberían vender la dosis a entre 20 y 42 dólares

Con más de ocho meses desde que se registraron los primeros casos de COVID-19 en China, empieza a vislumbrarse una luz al final del túnel. Varias marcas y gobiernos en todo el mundo han empezado a anunciar que ya están preparándose para la producción masiva de la vacuna contra la COVID-19. Esto, porque algunos laboratorios ya tienen casi listo el fármaco que han estado preparando por meses. Sin embargo, algunas sustancias podrían ser de menor calidad.

Y como ya es costumbre, todo podría ser culpa de Donald Trump. De acuerdo con Reuters, el presidente de los Estados Unidos (EEUU) ha estado presionando a varias farmacéuticas, entre ellas Moderna, a acelerar lo más posible el desarrollo de la vacuna. Pero no se trata de simples peticiones de ir más rápido. Washington de hecho estaría condicionando los recursos que ya le prometió a las empresas a que cumplan ambiciosas, casi imposibles metas de producción.

Por ejemplo, se está pidiendo a varias farmacéuticas iniciar la tercera fase de pruebas clínicas a principios de otoño a más tardar. Asimismo, la administración de Trump no dará los recursos prometidos a las marcas que no tengan listas sus instalaciones de producción para la vacuna a finales del año. Fuentes internas apuntan que los requisitos específicos varían por compañía. Sin embargo, las presiones podrían motivar a las empresas a apresurar más aún el desarrollo.

Una estrategia que podría resultar en una vacuna de mala calidad

A pesar que el desarrollo de un fármaco para otorgar inmunidad a una persona contra alguna enfermedad viral tiende a tardar años, en el caso de la COVID-19 se ha logrado en meses. En México, hace unos días se anunció oficialmente que se terminaría de producir en el país la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Rusia presentó con bombo y maroma su Sputnik V, la primera con aprobación de un gobierno. También J&J ha tenido grandes avances.


Notas relacionadas


Pero hay que volver a las prácticas de Trump en EEUU. ¿Por qué presionar tanto a las marcas farmacéuticas para acelerar la creación de la vacuna podría ser una mala idea? Se tiene que recordar que el desarrollo de este tipo de fármacos no es barato. Miles de millones de dólares se invierten antes de tener una sustancia viable. En ese sentido, muchas de las empresas que están en la carrera dependen por completo de los fondos de gobierno para no caer en la ruina.

En este sentido, hay un gran incentivo para que las farmacéuticas corten esquinas y tomen el camino más corto para llevar la vacuna al mercado. Algo que podría implicar que la sustancia final no sea tan efectiva para prevenir la enfermedad. O bien, que su seguridad no sea la óptima, causando más efectos secundarios entre los pacientes. Si eso pasa, la estrategia de Trump solo contribuiría a hacer más difícil el salir de la actual pandemia que asola el planeta.

Otros problemas en el manejo de la pandemia

Una vacuna de baja calidad no es la única preocupación que existe en torno a este fármaco. Desde hace meses que se ha discutido cuál debería ser un precio justo para la sustancia, de forma que las farmacéuticas puedan crear ingresos pero sin afectar al grueso de la población. También han surgido dudas de cómo se van a distribuir las dosis de forma equitativa entre los siete mil millones de individuos que están en el mundo y pueden enfermarse de COVID-19.

Hay otros desafíos que tendrán que resolverse en los próximos meses, incluso antes que se empiece la producción de las primeras dosis de la vacuna. AJMC apunta que gobiernos y las farmacéuticas deben definir esquemas de vacunación, en especial si son necesarias varias inyecciones. Business Insider reafirma que tal vez la protección no sea permanente, como en el caso del sarampión o la polio. Y Global News advierte sobre el escaso suministro inicial.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados