Prácticamente todas las compañías de tecnología tienen la intención de ampliar lo más posible sus unidades de negocio. Google, por ejemplo, está preparándose para meterse en el negocio de las ventas directo a los consumidores. Desde hace meses que Apple dejó muy en claro que quiere sumarse al mercado de los servicios. También Facebook está empujando por una parte del mercado de dispositivos inteligentes. Pero nadie se acerca a las ambiciones de Amazon.

La tecnológica de Jeff Bezos ha tenido un empuje significativo en lo que se refiere a la diversificación de su compañía. Hace unos meses, Amazon concretó la compra de Sizmek, con lo que consolidó su entrada a la publicidad programática. En el mercado retail, está generando una cadena de suministro propia, para el disgusto de sus ex-aliados. Esta sed de mercados incluso le ha ganado poderosos enemigos en todo Europa y Estados Unidos (EEU).

Pero esto no ha detenido a Amazon. La compañía, en cifras de Statista, tiene al menos cinco grandes unidades de negocio. Aunque la más significativa es todavía las ventas en línea, también tiene una presencia enorme en retail físico, ganancias por su marketplace ecommerce, y sus servicios de suscripción. Eso sin contar, por supuesto, su creciente poderío en el sector del cloud computing. ¿Su siguiente paso? Meterse, literalmente, hasta la cocina del público.

Un refrigerador Alexa, cortesía de Amazon

De acuerdo con AdAge, la compañía de Jeff Bezos realizó una masiva solicitud de trademark en septiembre. Como parte de este documento, Amazon trató de registrar más de un centenar de dispositivos inteligentes potenciados por su asistente virtual. Hasta ahí, no parece que haya nada nuevo. Sin embargo, al parecer estas innovaciones estarían enfocadas al segmento de los electrodomésticos. Es decir, la tecnológica quiere hacer, entre otras cosas, smart-fridges.

La solicitud incluye ideas por al menos un centenar de electrodomésticos y dispositivos inteligentes. Todos ellos estarían potenciados por la tecnología de Alexa. Entre los más notables, se cuentan tostadores y hasta focos smart. También se planea desarrollar sistemas de luces LED conectados a un sistema integral para el hogar y máquinas de helados activadas por voz. Voceros de Amazon se rehusaron a declarar sobre esta peculiar solicitud a AdAge.

¿Quieres un refrigerador con Alexa?

Por supuesto, este tipo de solicitudes no necesariamente significan que Amazon llegará a concretar sus planes. Al menos, no en ningún momento pronto. No es raro que algunas empresas desarrollen dispositivos conceptuales que no son aptos para el mercado comercial, como el celular infinito de Xiaomi. También se pueden solicitar patentes que no se concretan, como los comerciales de Facebook Messenger o el smartwatch con cámara de Google.

Vale la pena analizar los planes de Amazon. Por un lado, parece que sus intenciones están bien encaminadas a las tendencias del Internet de las Cosas (IoT). De acuerdo con Ericsson, para 2022 se estima que haya más de 29 mil millones de dispositivos conectados a la red. Por supuesto, una buena parte de ellos serán smartphones. Sin embargo, habrá un número cada vez más alto de otro tipo de aparatos con capacidades inteligentes en esta inmensa red.

Amazon está preparándose para un futuro con dispositivos de todo tipo conectados a la red. Eso está bastante claro. Sin embargo, es incierto qué tanto tiempo necesitaría para lanzar estos productos al mercado. La tecnológica es notablemente buena en adaptar productos que ya existen y mejorarlos para captar audiencia. Su efectividad para lanzar elementos realmente nuevos es limitada. Al mismo tiempo, sus casos de éxito han estado ligados al proyecto Alexa.

Todavía parece muy temprano como para juzgar si electrodomésticos con Alexa serían una idea comercial atractiva o no. Pero es necesario que las rivales de Amazon tomen nota y empiecen a preparar su respuesta.

loading...