• Según Statista, se espera que haya dos mil 480 millones de usuarios de mensajería instantánea para 2021

  • Para septiembre de 2017, Messenger registraba mil 300 millones de usuarios mensuales activos

  • De acuerdo con Facebook, la patente para publicidad en este servicio fue publicada hace cuatro años y ya fue descartada

Dentro de los canales digitales, la publicidad se ha convertido en un componente crucial de los  negocios. Para la amplia mayoría de las plataformas que ofrecen servicios gratuitos a sus usuarios, estos anuncios son una muy redituable fuente de ingresos. Pero, como cualquier otra marca, la industria está en una eterna búsqueda de nuevos esquemas de monetización.

Una de las propuestas más interesantes provino de Facebook. La red social presentó hace unos años una patente ante las autoridades de Estados Unidos (EEUU) para un nuevo sistema de publicidad. Éste funcionaría directamente en las conversaciones privadas de Messenger. La marca consideraba poner anuncios entre mensajes según los temas que toquen los usuarios. Así, si dos personas hablan de un sitio turístico, recibirían un comercial para un paquete de viaje al lugar.

¿Publicidad invasiva?

No es poco común que las plataformas digitales quieran encontrar nuevos espacios para mostrar anuncios a los usuarios. Hulu, en abril, propuso crear segmentos de publicidad especiales para personas que estuvieran en sesiones maratónicas de contenido. Instagram también estrenó hace unos meses una función para que las marcas promocionaran posts de influencers incluso entre públicos fuera de los seguidores orgánicos.

También es cierto que los servicios de mensajería instantánea tienen márgenes de ingresos abismalmente bajos. De acuerdo con Statista, este tipo de servicios abarcan el 75 por ciento de los usuarios totales de mensajería móvil. Pero en cuestión de ingresos, el 98 por ciento de los recursos todavía son para soluciones como SMS y correo electrónico. Una solución es, por supuesto, esquemas de publicidad más agresivos dentro de sus plataformas.

Sin embargo, este enfoque a la publicidad podría no resonar con la audiencia. Incluso la posibilidad que se incluyan anuncios en plataformas como Netflix provoca opiniones encontradas. Definitivamente un acercamiento de esta naturaleza en mensajería instantánea crearía rechazo en un principio. Pero, después de un tiempo y con una implementación que no sea excesivamente invasiva, bien podría abrir la oportunidad a nuevos esquemas de ingresos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299