• De acuerdo con Statista, Tesla registró ingresos por 21 mil 461 millones de dólares para finales de 2018

  • Interesting Engineering apunta que, solo el 1.2 por ciento de las ventas son en autos eléctricos

  • En cifras de Carsurance, Noruega lidera la penetración de esta tecnología, con la mitad del parque vehicular

Una de las industrias que más expectativa genera en el mercado es la de los autos eléctricos. Conforme se vuelven modelos más populares entre la audiencia, más marcas invierten en este sector. Hace unas semanas, Volkswagen anuncio un vehículo para “las masas” con un precio de casi 700 mil pesos. A inicios de septiembre, Porsche lanzó una edición de lujo para llevar la batalla directo a Tesla. También Toyota está haciendo un agresiva estrategia de producción.

Todos estos elementos han logrado que el mercado de los autos eléctricos tengan una proyección muy positiva para los próximos años. De acuerdo con Allied Market Research, se espera que la industria tenga un valor de 567 mil 299 millones de dólares (mdd) para 2025. Según la IEA, ya el número de modelos en circulación está disparándose rápidamente. Para  2017 solo había unos dos millones de coches. Pero en 2018 ya eran más de 5.1 millones.

Sin embargo, el crecimiento acelerado no implica que no haya grandes retos que enfrentar. La adopción de los autos eléctricos todavía es relativamente baja, en especial en zonas y países menos desarrollados. Asimismo, incluso en zonas urbanas todavía hay una creencia que el rendimiento de estos modelos es mucho menor a sus contrapartes convencionales. Aunque lentamente se ha visto que esta pre-concepción es errónea, aún hay casos que la reafirman.

La “mejora” para los autos de Tesla

De acuerdo con The Verge, la automotriz propiedad de Elon Musk está metida en un aprieto legal con las autoridades de Estados Unidos (EEUU). Tesla está siendo investigada por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA). Esto, por una actualización que realizó la tecnológica en mayo pasado. Como resultado de esta “mejora”, los autos de la compañía habrían sufrido una disminución en su alcance por cada carga completa.

Es decir, tras la actualización, los autos podían avanzar menos distancia. Un alto número de usuarios de Tesla habrían notado este cambio y presentado quejas en contra de la marca. Algunos incluso piensan demandar, argumentando fraude. La marca dice que la actualización está enfocada a reducir los infames incidentes de baterías flamables. La investigación de la NHTSA buscará si la compañía intentó ocultar un error de fábrica con la “mejora” del software.

¿Cómo afecta a la industria de los autos eléctricos?

Tesla no es la única marca en la industria que ha tenido problemas con sus modelos eléctricos. En general, se ha demostrado que todo el mercado tiene retos importantes que superar tanto con la falta de subsidios como con los errores de baterías. Empresas como Volkswagen luchan por hacer que el concepto mismo sea más atractivo para el público general. Asimismo, está el reto que significa establecer alianzas duraderas para proporcionar productos de calidad.

No hay duda alguna que estas noticias son decididamente malas para Tesla. Al final, no es la primera vez que se mete en problemas con las autoridades por alguna estrategia de negocio. De por sí, estar bajo la lupa de las autoridades no es una posición en la que ninguna marca debería estar. En ese sentido, es mucho peor ser uno de los agentes recurrentes en la mesa de inspección. Pero también es importante destacar que este evento podría afectar a la industria.

Ya muchas compañías automotrices deben lidiar con el estigma de muchos consumidores hacia los autos eléctricos. Los errores de Tesla podrían dificultar que se levanten estas ideas negativas sobre la industria. Por supuesto, no es algo tan grave como para decir que puede echar abajo todo el mercado. Sin embargo, sí puede hacer mucho más difícil para todos los agentes del entorno saltar esta barrera. Un reto que les ha eludido ya por varios años.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299