• Solo en Estados Unidos, según Statista, las retailers vendieron 641 mil 40 millones de dólares en estos productos para 2017

  • Cifras citadas por Brandon Gaille apuntan que el margen de ganancia de esta categoría es, en promedio, 1.1 por ciento

  • IBIS World estima que hay alrededor de 66 mil negocios en esta categoría en el país norteamericano

Con un mercado global de 31.3 billones de dólares estimados para finales de 2021, la industria retail como tal todavía vive un gran periodo de bonanza. Pero muy distinto es el panorama para las retailers, en especial las tradicionales. Las empresas brick-and-mortar están inmersas en una batalla a muerte con sus rivales digitales. Además, en el transcurso de los últimos meses, grandes iconos como GNC, Barneys y Walgreens han sufrido grandes pérdidas.

Pero en este apocalipsis de retailers, hay una categoría que podría salvarlos: la comida. Al menos así lo parece pensar Target. Según CNBC, la cadena de tiendas está preparándose para lanzar una nueva marca, Good & Gather. Se espera que sus productos sigan algunas de las tendencias más importantes del mercado, como alimentos orgánicos, de temporada y para niños. Asimismo, se espera incluir una línea premium para paladares más exigentes.

Apuesta por tendencias de comida

Un estudio de Nielsen reveló hace unos días que la comida es una de las categorías en las que más invierten los millennials. Así pues, no solo las retailers quieren aprovechar estos productos para mejorar su modelo de negocio. El consumo de alimentos locales, desde marzo pasado, empezaba a crear una fuerte tendencia económica en varios países. Compañías como Dunkin también se han colgado de modas como la imitación de carne para potenciar sus marcas.

Tampoco es una idea de Target. Según Investment Bank, retailers como Whole Foods llevan tiempo ajustándose a las tendencias de los millennials. Por su parte, Winsight Grocery Business señala que la experiencia in-store también está cambiando para ajustarse a los nuevos requisitos tecnológicos y de innovación. Por otro lado, McKinsey considera imperativo que estas cadenas encuentren nuevas propuestas de valor para distinguirse entre su público.

Parece buena idea apostar por la comida para conectar con las nuevas generaciones. Siempre habrá demanda y es claro que este segmento tiene gustos muy particulares. Pero incluso con esta ventaja, no basta que las tiendas solo presenten productos adecuados. Si los retailers van a apostar por estas tendencias, sería mejor que simplemente ajustaran toda su marca, estrategia y espacios a este objetivo. En otras palabras: ir con todo o ni siquiera intentarlo.