• Algunos rumores apuntan que Samsung incluso ya estaría trabajando en un Galaxy Fold 2

  • Otros reportes apuntan que la tecnológica también estaría desarrollando un dispositivo enrrollable

  • Previo al auge de la guerra comercial EEUU-China, Huawei habría trabajado en su prototipo de smartphone plegable

Después de dos meses de correcciones, el Galaxy Fold de Samsung estaría listo para su comercialización durante las festividades decembrinas. Así lo asegura un reportaje de Bloomberg, que cita a personas familiarizadas con el tema. A pesar que los errores más cruciales del dispositivo estarían resueltos, la compañía aún está en el diseño de una versión comercial. Por ello, todavía no habría anunciado una fecha oficial de lanzamiento.

Meses atrás, Samsung tuvo que retrasar el Fold. En parte, por que elementos del dispositivo probaron ser demasiado frágiles para un lanzamiento comercial. Pero las fuentes afirman que estos problemas, incluida la pantalla que podía caerse, han sido rediseñadas. Se espera que muy pronto la tecnológica empiece con el ensamblado de las unidades en Vietnam. A la vez, no se tiene planeada una presentación oficial en el evento “Unpack” del siete de agosto.

¿Ahora si va la buena para Samsung?

No es poco común que se posponga el lanzamiento de algún producto icónico. En 2016, Disney retrasó el estreno tanto de Los Increíbles 2 como de Toy Story 4. Huawei, gracias a la crisis que se ha originado a raíz de la guerra comercial, tuvo que detener la llegada de una nueva MateBook a Estados Unidos (EEUU). Incluso la nueva generación de audífonos inalámbricos de Beats, según algunos rumores, también llegaría más tarde de lo esperado.

Pero Samsung no debería tener tanta prisa en lanzar su Galaxy Fold. De acuerdo con Statista, es todavía la compañía líder en el mercado de los smartphones a escala global. Sus más grandes competidores, además, están lejos de alcanzarla. Apple, por la guerra comercial China-EEUU y la decreciente venta de iPhones, está diversificándose al sector servicios. Y Huawei, por los reiterados ataques del gobierno de Trump, parece lejos de una recuperación.

Así pues, como el líder del mercado y sus grandes competidores debilitados, Samsung necesita tomarse su tiempo. En especial considerando el precedente que sentó la marca con el Note 7 y el Galaxy S10. Ya la compañía reconoció que fue un error adelantarse en el lanzamiento. Así que su prioridad debería ser la calidad del dispositivo, no cuándo salga.