• La campaña de Ikea, #явдомикеикеа, fue creada por la agencia Instinct para Rusia

  • El nombre de esta activación se traduce en términos generales a “Estoy en una casa de Ikea”

  • Para el proyecto, la marca invita a los consumidores a subir las fotos de sus fuertes con este hashtag

Una de las pequeñas grandes consecuencias de la pandemia, al menos para las parejas con hijos, es que ahora sus pequeños están en casa todo el día. Si bien algunas escuelas han establecido proyectos remotos para continuar la educación de los más jóvenes, aún así estos miembros del hogar tienen mucho tiempo libre. Algunas empresas han enfocado su campaña a darle una mano a sus padres para que puedan entretenerlos y trabajar con más tranquilidad.

Y a este grupo se suma la vendedora de muebles y artículos para el hogar Ikea. La compañía siempre se ha enorgullecido por la simpleza de sus productos, al punto que se esfuerzo para que los usuarios no necesiten ayuda para su ensamblaje. Y otro de sus grandes valores de marca es tratar que todo su portafolio ayude a convertir las casas de sus consumidores en un verdadero hogar. Su nueva campaña refuerza estos conceptos, con una pizca de cuarentena.

Desde su unidad en Rusia, la retailer lanzó una serie de instrucciones para construir fuertes y guaridas con sábanas, sillas y almohadas de sus icónicos muebles. Todos los diseños están pensados para que cualquier padre pueda armar un lugar de recreación y descanso para sus hijos. Entre los diseños más destacados de la campaña está un castillo hecho con sillas, una fortaleza con cojines de un sofá y una pequeña casa de campo construida con una mesa.

Otra campaña de entretenimiento en casa

Ikea no es la única marca que se ha enfocado en darle opciones de recreación a su audiencia, aún cuando están encerrados en casa. Por ejemplo, Oreo publicó varios instructivos para la gente que quería cocinar o hacer actividades DiY pero sin salir a las calles. Por su parte, Heinz se decidió a lanzar un complicado rompecabezas de 500 piezas, todas ellas del mismo color. Otros, como American Gin, solo le recomiendan al público que se pongan a tomar en familia.


Notas relacionadas


El esfuerzo de Ikea es bastante ingenioso. De inicio, ayuda a que la marca le de visibilidad a muchos de sus productos sin que se perciba una intención comercial. Si bien la compañía apunta que se pueden hacer los fuertes de su campaña con cualquier mueble similar a los suyos, las imágenes muestran el diseño y nombres de su portafolio. A eso se le tiene que sumar el hecho que, por la naturaleza de la pandemia, tienen toda la capacidad de viralizarse.

Pero desde un punto de vista narrativo, también es una excelente forma de llamar la atención y generar lazos fuertes con su audiencia. Todas las personas, no importa cuántos años tengan, recuerdan con cariño la niñez y el tratar de construir fuertes con muebles en una sala o en su cuarto. La campaña es brillante no solo porque se cuelga de esta nostalgia. Además le da a los padres la oportunidad de recrear nuevos recuerdos, pero ahora con sus propios hijos.

El arte del marketing sutil

Así como Ikea logró promocionar sus productos en esta campaña sin que casi se notara en la activación, otras empresas han tenido iniciativas similares. Apple, con uno de sus programas en su plataforma de streaming, no pierde oportunidad para promocionar sus dispositivos. La activación de HP para sus impresoras en octubre del año pasado también fue una forma muy discreta de vender su línea. Y Cabify ha utilizado la útil estrategia de embajadores de marca.

Hay varias ventajas que las marcas pueden obtener de crear mensajes promocionales un poco más sutiles. De acuerdo con Suceeding in Small Business, elementos como testimoniales y las revisiones de clientes afectan positivamente la percepción de nuevos clientes. Según Branding Strategy Insider, ayuda a que los elementos clave de la narrativa de hecho resalten aún más. Y Entrepreneur asegura a dar una experiencia mucho más limpia a todos los consumidores.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299