• Disney, como estudio de producción de contenido, existe desde hace casi 100 años

  • Warner de hecho tiene casi la misma edad, solo seis meses más que la casa del ratón

  • Ambas empresas tienen grandes planes para sus plataformas de streaming VoD

De acuerdo con G2, alrededor de siete de cada 10 consumidores en todo el mundo afirman que el streaming de Video-on-Demand (VoD) es una mejor opción que la TV tradicional. Esta preferencia se puede notar claramente en el rendimiento de la industria. Finances Online dice que, entre 2019 y 2025, el crecimiento anual promedio del mercado sería de 19.6 por ciento. Por su parte, Haivision cree que, para 2022, 82 por ciento del tráfico en internet será de video.

Así pues, ha resultado muy interesante ver cómo se está perfilando la competencia dentro de la industria del streaming VoD. Hay dos marcas que saltan a la vista casi inmediatamente: Apple y Disney. Ambas estrenaron sus respectivas ofertas en los últimos, con un buen nivel de éxito. La tecnológica de Tim Cook tiró las acciones de Netflix con su simple presencia. Por su parte, la casa del ratón logró sumar más de 10 millones de suscripciones en tan solo dos días.

El caso de Disney es particularmente interesante, dado el contexto histórico de la marca. La casa productora tiene décadas en el aire y tiene una gran biblioteca de contenidos. Claro, en esta librería que ahora estará disponible por streaming no solo se debe contar a Pixar, Fox, Marvel y otras valiosas adquisiciones. Hay también que observar sus materiales “in-house”, algunos de ellos producidos en una época muy distinta, cultural y socialmente, a la actual.

Un “pequeño” tema para el streaming de Disney

De acuerdo con The Verge, la casa del ratón está replicando íntegramente algunas de las películas más viejas en su catálogo. Obras que, aunque en su momento eran culturalmente aceptables, hoy serían castigadas por su contenido racial. En respuesta, Disney ha puesto un pequeño anuncio en su servicio de streaming antes de reproducir estos materiales. A grandes rasgos, apunta que estos materiales podrían “tener representaciones culturales anticuadas”.


Notas relacionadas


Como también lo menciona The Verge, este mensaje no solo no es suficientemente enfático, preciso, claro, justo ni notable con respecto a la intensa carga racial de filmes como Dumbo. Además, es notablemente carente a los mensajes y advertencias que ha producido uno de sus mayores rivales, Warner. Como también lo han hecho notar varios usuarios en redes sociales, el mensaje de la productora ahora propiedad de AT&T es mucho más preciso y contundente.

Racismo, cultura y responsabilidad

Tristemente, las representaciones culturalmente raciales son todavía algo sorprendentemente común, no solo en streaming. Una campaña de una telecom en Singapur, que tenía la idea de ser inclusiva, fue denunciada por usuarios y autoridades por su insensibilidad racial. En 2018, Dolce & Gabbana tuvo que cancelar un desfile en Shanghái también por culpa de unos videos donde la marca se burla de comer con palillos. Burger King repitió el error a inicios del año.

Warner demostró de forma definitiva su liderazgo ético sobre Disney+, incluso sin tener una plataforma de streaming. Es claro que, hace algunos años, el racismo estaba institucionalizado y era aceptado en muchas partes del mundo. Por otro lado, ocultar este contenido de antaño solo sería fingir que nunca nada sucedió, lo que podría ser muy negativo a largo plazo. Pero la solución no es tratar el asunto con ligereza e intentar “cumplir” con lo mínimo que sea posible.

Es entendible que cualquier marca, de streaming o no, se sentiría mal al aceptar que su contenido es racista. Sin embargo, el ser transparente y aceptar los errores del pasado para crear un futuro no es una posición vergonzosa. Al contrario, habla de una integridad de marca muy por encima de lo que el promedio de las compañías suelen demostrar. Disney fue vencida por Warner en este sentido, solo porque decidió que sería mejor minimizar su rol en el pasado.

loading...