• El correo engañoso que pide donaciones para la OMS por el coronavirus está firmando por un Dr. Leng Zeng

  • No es la primera vez que ciberdelincuentes intentan robar datos y dinero de los consumidores usando esta Organización

  • Para febrero pasado, un grupo de hackers estaba usando un email apócrifo similar para obtener contraseñas de usuarios

Siempre en épocas de crisis y emergencia hay quienes tratan de sacar provecho. Así se vio, por ejemplo, tras el terremoto del 19S hace unos años, que se registraron varios robos y un número de asaltos en toda la capital del país. También se está viendo con la actual crisis del coronavirus. No solo hay un sinfín de personas esparciendo información falsa y pánico ante la enfermedad. También algunos están listos para robar datos personales de los desprevenidos.

Al menos así lo apunta un reporte de Sophos. De acuerdo con la compañía de ciberseguridad, una campaña de phishing está utilizando la crisis por el coronavirus para robarle los datos a la gente desprevenida. Para esta meta, los agentes maliciosos están haciendo circular un correo falso, presuntamente a nombre de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que pide donar para la pandemia. En concreto, solicita Bitcoins para poder “combatir el mortal COVID-19”.

Este correo apócrifo señala que todas las donaciones presuntamente irán al Fondo Solidario de Respuesta al COVID-19. La iniciativa, apunta el email falso, busca combatir el coronavirus con recursos básicos y equipo para personal de salud. Para quienes caen en la trampa, no solo se exponen a hacerle un depósito directo a grupos ciberdelincuentes. También pueden ser víctimas de fraude financiero si llegan a dar sus datos bancarios durante la transacción.

La otra cara del coronavirus

Durante las últimas semanas, se ha hablado principalmente de dos efectos negativos del coronavirus: su impacto en la salud y la forma en que podría paralizar la economía global. Así, gobiernos en todo el mundo han presentado iniciativas para proteger a las comunidades más vulnerables al patógeno. Y al mismo tiempo, muchas compañías están en la difícil decisión de si hacer trabajar a sus colaboradores o mandarlos a casa a costa de su desempeño comercial.


Notas relacionadas


Pero lo cierto es que hay una tercer gran batalla en la pandemia: la desinformación. Un sinfín de grupos y agentes maliciosos están aprovechando el pánico y la paranoia de la población para esparcir noticias falsas sobre el coronavirus. Algunos de estos esfuerzos solo tienen la meta de sembrar el caos entre el público general. Otros persiguen metas políticas o sociales específicas. Y, como en el caso que advierte Sophos, están los que buscan salir beneficiados.

Toda la población debe estar muy al pendiente de la información y datos que recibe durante la pandemia del coronavirus. No solo para que pueda saber cómo está avanzando realmente la enfermedad y qué puede hacer para cuidar su salud y la de su círculo cercano. También es una medida crucial para evitar este tipo de engaños que pueden tener un efecto claro para el bienestar de los consumidores. Así que lo mejor es consultar solo fuentes confiables directas.

Desinformación en la pandemia

Por supuesto, un correo de phishing no es lo único por lo que la gente debería de preocuparse durante la crisis del coronavirus, en cuestión de desinformación. Varias redes sociales, entre ellas Facebook, están dedicando mucho dinero a combatir la propagación de noticias falsas. En los mismos medios de información, se han llegado a difundir datos que no son confirmados adecuadamente antes de publicarse. A eso hay que sumar varias teorías de la conspiración.

El problema de la desinformación sobre el coronavirus es más grande de lo que parece. Por ejemplo, de acuerdo con The Hill, países occidentales ya acusaron formalmente a Rusia de estar detrás de muchos de los rumores y noticias falsas que circulan entre su población. Sky señala que, en Reino Unido, el gobierno suplica a la población consultar fuentes confiables. Y en Sudáfrica, según el CPJ, se criminalizó la difusión de datos engañosos sobre la pandemia.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299